lunes, junio 1

Cuadrar un Balance de Comprobación para principiantes

Un Balance de Comprobación es un listado de cuentas que se ordenan para comprobar que la suma del debe coincide con la suma del haber.

Este tipo de Balances se puede realizar en cualquier momento del periodo contable aunque lo habitual es hacerlo de forma trimestral.

En este listado se pueden encontrar todo tipo de cuentas, sean de Activos, de Pasivos, de Netos, de Gastos, de Ingresos o incluso las compensatorias.

Los datos para elaborar un Balance de Comprobación salen directamente del saldo de las cuentas de los libros Mayores. Es decir, la empresa registra el hecho contable que corresponda en el libro Diario, de ahí se pasa al libro Mayor y de éste al Balance.

A diferencia del Balance de Comprobación, el Balance de Situación es un Estado Contable que forma parte de las Cuentas Anuales junto con la Cuenta de Pérdidas y Ganancias, el Estado de Flujo de Efectivos, el Estado de Cambios de Patrimonio Neto y la Memoria. Por este motivo, la fecha de elaboración del Balance de Situación es a final del periodo, tan solo se compone con cuentas de Activos, Pasivos, Netos y las compensatorios de Activos, Pasivos y Netos. En este caso, el objetivo del Balance no es comprobar que las sumas del debe y el haber coincidan, sino informar a los usuarios del patrimonio contable de la empresa al final del ejercicio contable.

Uno de los problemas con las que los estudiantes o trabajadores noveles se encuentran al elaborar un Balance de Comprobación es que no cuadra. Es decir, que la suma de la columna del debe no coincide con la suma de la columna del haber.

Por experiencia puedo afirmar que el 90% de las veces, este error de descuadre está ocasionado por cuentas mal colocadas. Es decir, porque alguna cuenta o varias de ellas cuyo saldo es deudor están en la columna del haber y/o viceversa. 

Por supuesto, sea ese el error o sea un fallo en el registro contable anterior al Balance, hay que corregirlo. Lo mejor es empezar comprobando la colocación de los saldos de las cuentas. Si hay alguna o algunas cuentas contables que no se tiene claro su saldo la solución está al alcance en dos pasos:

1. Recordar que las cuentas de Activos, Gastos, Pasivos Compensatorios, Netos Compensatorios e Ingresos Compensatorias (o menores ingresos) tienen saldo deudor. Mientras que el resto de cuentas, es decir, Pasivos, Netos, Activos Compensatorios y Gastos Compensatorios (o menores gastos) tienen el saldo acreedor.

2. En caso de no tener claro la naturaleza de alguna cuenta acudir al Cuadro de Cuentas del Plan General de Contabilidad. Es importante tener en cuenta que el Cuadro de Cuentas está organizado en función de las masas patrimoniales. 

Si tienes dudas sobre algo o necesitarías algún post con algún tema contable específico escríbelo en comentarios de este artículo y te ayudaremos.

1 comentario:

  1. Bien explicado, gracias por eso. Por cierto, les invito a disfrutar del cupon de descuento airbnb Altea Yo lo estoy disfrutando y esta genial

    ResponderEliminar

Deja tu aportación, siempre desde el respeto, la tolerancia y el buen gusto