miércoles, enero 24

Los calcetines mágicos - Lectura Comprensiva

Lectura y Comprensión. Es un texto pensado para niños de Infantil.


Nuestra propuesta es que los papás le lean el cuento y, para asegurarnos que lo entiendan, le hacemos unas preguntas que os proponemos a continuación en el vídeo.


Cuento


los-calcetines-magicos-lectura-comprensiva
A Belén no le gustaba dormir sola en su habitación, le asustaba la oscuridad, los ruidos y las sombras. Ella quería dormir en la cama de sus papás. Por eso Belén, todas las noches, llamaba una y otra vez a su mamá. Le pedía agua, le decía que tenía frío o lloraba porque no encontraba su peluche, pero lo único quería Belén, en realidad, era dormir con sus papás.



Un día su mamá le hizo un regalo sensacional. Belén llegó a casa y en la mesa había un paquete envuelto con un bonito papel de sus dibujos animados favoritos.



- Belén es para ti - le dijo su mamá - es un regalo sorpresa.



Belén rompió el papel para abrirlo lo más rápidamente posible muy nerviosa y emocionada con el regalo. Era una cajita cuadrada rosa que tenía dibujada una varita mágica y unos calcetines. Belén abrió la tapadera de la caja con cuidado y sacó un par de preciosos calcetines.



- Son calcetines mágicos - dijo su mamá - Son para dormir.



- ¿Calcetines mágicos para dormir? - preguntó muy sorprendida Belén.



Entonces su mamá se sentó en el sofá con Belén en sus piernas y le contó la historia.



Existe un hada, el hada de los sueños, que vive en el país del descanso. Ella es la que cuida de que todos podamos descansar durante toda la noche. El hada de los sueños hace calcetines especiales para que los niños puedan dormir. Sólo hay una condición para que funcione la magia, que cada uno tiene que estar tranquilo y solo en su cama. Cuando un niño se coloca los calcetines mágicos del hada y se mete en la cama, nada les puede pasar. Los niños están protegidos por el hada de los sueños y los miedos desaparecen.



Belén estaba fascinada. Deseaba con todas sus fuerzas que se hiciera de noche para probar sus calcetines mágicos.



El día se le hizo muy largo a Belén y en cuanto empezó a oscurecer se fue a su cama. Cuando su mamá le puso los calcetines mágicos el miedo desapareció. Belén estaba contenta de estar sola y a oscuras en su habitación, sabía que con esos calcetines el hada de los sueños cuidaba de ella. Belén durmió toda la noche de un tirón, no le entró sed, ni frío, ni calor y ya no quería dormir con sus papás. Belén lo tenía decidido, todo pero que todos los días, se pondría sus calcetines mágicos y se acostaría sola en su cama.



- Mamá - dijo Belén por la mañana al levantarse - me encanta dormir solita en mi cama con mis nuevos calcetines mágicos.

En este vídeo podemos jugar y comprobar si se ha comprendido el cuento:




Tal vez también te interese:

Las luces de las estrellas 

El cocodrilo Paco 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu aportación, siempre desde el respeto, la tolerancia y el buen gusto