martes, agosto 22

Valoración de Activos Financieros Disponibles para la Venta


valoracion-activos-financieros-diponibles-para-la-venta

Contablemente hablando, podemos distinguir entre inversiones financieras mantenidas para negociar e inversiones financieras disponibles para la venta. 

El PGC en su norma 9 expone las diferencias entre ambos tipos de inversiones y cómo valorarlas inicial y posteriormente así como el tratamiento de sus cambios de valor. 

Los Activos Financieros Disponibles para la Venta, sobre los que trata este artículo, son aquellos cuyo intención no es especulativa, es decir, que el inversor pretende mantenerlos a largo plazo, participar en Junta de Accionistas, recibir su rentabilidad, normalmente, en forma de dividendos...

Para el registro de valoración de estas inversiones será necesario utilizar cuentas del grupo 8 (Gastos imputados al Patrimonio neto)  y del grupo 9 (Ingresos imputables al Patrimonio Neto). Estos grupos recogen las partidas de acontecimientos que, de alguna forma, están a la espera de suceder realmente. Son cuentas que registran aquellos gastos o ingresos que se esperan podrían surgir en un futuro pero que no hay certeza de que así sucederá como pueden ser Beneficios en activos financieros disponibles para la venta (900) o Pérdidas en activos financieros disponibles para la venta (800).

En este vídeo se explica las normas de valoración de estos activos y se aplican a un ejemplo práctico que, seguro te ayudará a comprender con mayor claridad las peculiaridades de estas inversiones, el registro de sus cambios de valor y el funcionamiento de las mencionadas cuentas de los grupos 8 y 9 del Cuadro de Cuentas.



Tal vez también te interese:


martes, agosto 8

Deterioro de inmovilizado (Vídeo Explicativo)

deterioro-inmovilizado-video-explicativo
Como hemos explicado en artículos anteriores, los deterioros son gastos previsibles, no sistemáticos y reversibles. 

Se pueden distinguir deterioros de valor en varios activos de la empresa. En este caso, nos centraremos en los deterioros de inmovilizados.

Lo primero que queremos resaltar es que hay que distinguir muy bien la diferencia entre amortizaciones de inmovilizados, pérdida definitivas de los inmovilizados y deterioros de inmovilizados. En pocas palabras podemos decir que hay tres características claves para distinguir cada uno de estos conceptos:

Amortización contable o técnica de los inmovilizados es un gasto  previsible, sistemático e irreversible del valor de los bienes de la empresa consecuencia de su uso u obsolescencia.

Pérdida definitiva de los inmovilizados es un gasto no previsible, no sistemático e irreversible por baja de los bienes de la empresa consecuencia de acontecimientos como robos, incendios, inundaciones, ventas...

Deterioro de inmovilizado es un gasto previsible, no sistemático y reversible del valor de los bienes de la empresa consecuencia de acontecimientos que provocan la sospecha de la pérdida pero no existe certeza sobre ella.

No podemos olvidarnos hacer una mención especial a los Terrenos y Bienes naturales sobre los que, habitualmente, no se registra depreciación por amortización puesto que su pérdida de valor no es irreversible pero, como consecuencia de esto mismo, sí podría sufrir deterioro. Por ejemplo: Si la empresa tiene sospechas de la posibilidad de un embargo de un solar; Si la empresa tiene dudas sobre cómo le afectará a su parcela una determinada construcción que se está levantando cerca.... Todas estas situaciones lleva a prever un gasto que, por otra parte, es reversible y, por lo tanto, se registraría deterioro pero no amortización.

Para saber cómo hay que registrar esta depreciación reversible de los inmovilizados y cuando hemos elaborado el siguiente vídeo explicativo.


Tal vez también te interese: