martes, marzo 31

Cuentas Anuales-Balance de Situación-Segunda Parte

cuentas-anuales-balance-situacion
En Artículos anteriores hemos explicado la elaboración del Balance de situación según el PGC. Continuando con ese desarrollo podemos decir que:
Dentro del Activo:
ACTIVO CORRIENTE: :
  1. Los activos que la empresa espera vender, consumir o realizar en el transcurso del ciclo normal de explotación (periodo que transcurre entre la adquisición de los activos que se incorporan al proceso productivo y el cobro de los bienes o servicios). Con carácter general, el ciclo normal de explotación no excederá de un año.
  2. Aquellos otros activos cuyo vencimiento, enajenación o realización se espera que se produzca a corto plazo (en el plazo máximo de un año a partir de la fecha de cierre del ejercicio).
  3. Los activos financieros incluidos en la cartera de negociación.
  4. El efectivo y otros activos líquidos equivalentes.
ACTIVO NO CORRIENTE MANTENIDOS PARA LA VENTA
    ACTIVO NO CORRIENTE.
    Comprende el resto de los activos (cuya transformación en liquidez se espera que se produzca en el largo plazo). Para la elaboración de esta partida del Balance de situación hay que tener en cuenta:
  • Las correcciones valorativas por deterioro y las amortizaciones acumuladas, minorarán la partida del activo en la que figure el correspondiente elemento patrimonial.
  • En caso de que la empresa tenga gastos de investigación activados se creará una partida específica “Investigación”, dentro del epígrafe A.I “Inmovilizado intangible” del activo del balance normal.
  • Los terrenos o construcciones que la empresa destine a la obtención de ingresos por arrendamiento o posea con la finalidad de obtener plusvalías a través de su enajenación, fuera del curso ordinario de sus operaciones, se incluirán en el epígrafe A.III. “Inversiones inmobiliarias” del activo.
  • En el caso de que la empresa tenga existencias de producción de ciclo superior a 1 año, las partidas del epígrafe B.II. del activo “3. Productos en curso” y “4. Productos terminados” del balance normal, se desglosarán para recoger separadamente las de ciclo corto y las de ciclo largo de producción.
  • Cuando la empresa tenga créditos con clientes por ventas y prestaciones de servicios con vencimiento superior a 1 año, esta partida del epígrafe B.III del activo del balance, se desglosará para recoger separadamente los clientes a largo y a corto plazo. Si el plazo de vencimiento fuera superior al ciclo normal de explotación, se creará el epígrafe A.VII en el activo no corriente, con la denominación “Deudores comerciales no corrientes”.
Clasificación y conceptos de Activos no corrientes:
    1. Inmovilizado material. Bienes tangibles propiedad de la empresa que se estima permanecerán en ella más de un año.
    2. Inmovilizado intangible. Bienes intangibles propiedad de la empresa que se estiman permanecerán en ella más de un año.
    3. Inmovilizado inmobiliario. Bienes con carácter especulativo propiedad de la empresa que se estima que podría permanecer en ella más de un año.
    4. Inmovilizado financiero. Derechos de la empresa que se estima se harán efectivo en más de un año.
    5. Activos por impuestos diferidos. 
      Tal vez también te interese:

martes, marzo 17

Cuentas Anuales-Balance de Situación-Primera Parte

cuentas-anuales-balance-de-situacion
El Balance de situación es un estado contable que forma parte, representa la situación patrimonial de la compañía en un determinado momento que puede ser el inicio o el cierre. Es un estado fondo, de naturaleza estática (aquellos cuya información se refiere a un instante dado).
El Balance informa sobre las diferentes formas de financiación (la estructura financiera) con las que cuenta la empresa para realizar sus inversiones (estructura económica).
Es un estado fundamental e imprescindible para el análisis de la liquidez, la solvencia y la rentabilidad de una empresa.
El Balance presenta formato horizontal o de cuenta, respondiendo a la representación de la ecuación fundamental del patrimonio.
La normativa mercantil, en su artículo 175 de la LSA, contempla un modelo de balance normal para la generalidad de las empresas y otro modelo abreviado para empresas de reducida dimensión, en las que durante dos años consecutivos concurran al menos dos de las siguientes circunstancias:
  • Que el total de partidas de activo no supere la cifra de 2.850.000 euros.
  • Que el importe neto de la cifra de negocios no supere los 5.700.000 euros.
  • Que el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio no sea superior a 50.
El apartado sexto de las normas de elaboración (tercera parte del NPGC) es el dedicado al Balance.
Las características fundamentales del Balance de situación son las siguientes:
  • Los activos se ordenan de menor a mayor liquidez y las fuentes de financiación de menor a mayor exigibilidad.
  • Es un resumen contable de los derechos, bienes y obligaciones de la empresa a final del ejercicio económico tras la regularización.
  • Está normalizado para informar adecuadamente a los usuarios externos de la situación económica – financiera de la empresa.
  • En cada partida o epígrafe deberán figurar, además de las cifras del ejercicio que se cierra y las del ejercicio anterior, la referencia a las correspondientes notas de la memoria.
  • Un activo y un pasivo financiero se podrán presentar en el balance por su importe neto siempre la empresa tenga en ese momento el derecho exigible de compensar los importes reconocidos, y la intención de liquidar las cantidades por el neto o de realizar el activo y cancelar el pasivo simultáneamente. Las mismas condiciones deberán concurrir para compensar los activos y pasivos por impuestos.
  • La empresa presentará en el balance, de forma separada del resto de los activos y pasivos, los activos no corrientes mantenidos para la venta y los pasivos asociados a los mismos, en los epígrafe B.I. Del activo y C.I. del pasivo. Estos activos y pasivos no se compensarán, ni se presentarán como un único importe
     Tal vez te puede también interesar:

martes, marzo 3

Cuentas Anuales-Cuenta de Pérdidas y Ganancias-Tercera Parte

cuentas-anuales-cuenta-perdida-y-ganancia-tercera-parte

Como hemos venido hablando en otros artículos anteriores, la tercera parte del PGC, enumera y explica la elaboración de los 5 Estados que forman las Cuentas Anuales.
La Cuenta de Pérdidas y Ganancias, tiene las siguientes normas básicas para la elaboración de la Cuenta de P y G según el NPGC son:
  • En cada partida o epígrafe deberán figurar, además de las cifras del ejercicio que se cierra y las del ejercicio anterior, la referencia a las correspondientes notas de la memoria.
  • El importe correspondiente a las ventas, prestaciones de servicios y otros ingresos de explotación se reflejará por su importe neto de devoluciones y descuentos.
  • Las subvenciones, donaciones y legados recibidos que financien activos o gastos que se incorporen al ciclo normal de explotación se reflejarán en la partida 5. “Otros ingresos de explotación”. Las subvenciones, donaciones y legados que financien activos del inmovilizado o inversiones inmobiliarias, así como las que se otorguen sin una finalidad específica se imputarán a resultados a través de la partida 9. “Imputación de subvenciones de inmovilizado no financiero y otras”.
  • La partida 10. “Excesos de provisiones” recoge las reversiones de provisiones en el ejercicio, con la excepción de las correspondientes al personal (partida 6) y las derivadas de operaciones comerciales (partida 7).
  • Los gastos asociados a una reestructuración se registrarán en las correspondientes partidas atendiendo a su naturaleza y se informará en la memoria del importe global de los mismos y, cuando sean significativos, de los importes incluidos en cada partida.
  • Los ingresos o gastos de carácter excepcional y cuantía significativa (p.ej., los producidos por inundaciones, incendios, multas o sanciones), se registrarán en una partida del resultado de explotación con la denominación “Otros resultados”.
     Tal vez también te puede interesar: