martes, noviembre 25

Responsabilidad de los Administradores de una empresa

Responsabilidad-de-los-Administradores-de-una-empresa
La responsabilidad de los administradores de una sociedad mercantil está dispuesto en la Ley de Sociedades de Capital.

Se establece la responsabilidad de los administradores en dos casos:

1. Responsabilidad por los daños causados derivados de actos u omisiones contrarios a la ley o a los estatutos de la sociedad La responsabilidad por daños causados surge cuando los administradores actúan realizando actos contrarios a la ley o a los estatutos sociales que provocan un daño por no haber desempeñado el cargo con la diligencia de un ordenado empresario y un representante leal. Se necesita que el daño causado sea realizado de forma voluntaria y, por supuesto, que pueda ser probada la relación entre el acto u omisión y el daño originado.

2.Responsabilidad frente a las obligaciones sociales debido al incumplimiento de los deberes inherentes al desempeño del cargo de administrador que les impone la ley que son:

a) Deber de diligencia en la administración (Art. 225): “cada uno de los administradores deberá informarse diligentemente sobre la marcha de la sociedad”.

b) Deber de secreto (Art. 232): “los administradores, aún después de cesar en sus funciones, deberán guardar secreto de las informaciones de carácter confidencial, estando obligados a guardar reserva de las informaciones, datos, informes o antecedentes que conozcan como consecuencia del ejercicio del cargo, sin que las mismas puedan ser comunicadas a terceros o ser objeto de divulgación cuando pudiera tener consecuencias perjudiciales para el interés social…”

c) Deber de Información: Conforme dispone la Ley (antes de las Juntas y durante ellas), o por los propios Estatutos, especial referencia a las Mutualidades.

d) Deber de Lealtad. Los administradores desempeñaran su cargo como un representante leal en defensa del interés social, entendido como interés de la sociedad, y cumplirán los deberes impuestos por las leyes y los estatutos.

martes, noviembre 11

Tipos de Informe de Auditorías

Tipos-de-Informe-de-Auditorias
La auditoría, que como hemos comentado en articulos anteriores, sólo es obligatoria para algunas empresas, culmina con el informe de auditoría que consta de las siguientes partes:
Título o identificación del informe
Identificación de los destinatarios y de las personas que efectuaron el encargo
Identificación de la entidad auditada
Párrafo de alcance de la auditoría
Párrafos de salvedades
Párrafo de opinión
Párrafos de énfasis
Párrafos de otras cuestiones
Párrafo sobre el Informe de gestión
Nombre, dirección y datos registrales del auditor
Firma del auditor
Fecha del informe

Dentro del párrafo de opinión nos podemos encontrar.
  1. Informe favorable. El auditor considera que las Cuentas Anuales de la sociedad reflejan la imagen fiel de su situación patrimonial, financiera y de sus resultados
  2. Informe con salvedades. El auditor considera que existen circunstancias poco significativas por las que las Cuentas Anuales de la sociedad no reflejan exactamente la imagen fiel de su situación patrimonial, financiera y de sus resultados.
  3. Informa desfavorable. El auditor considera que existen circunstancias muy significativas (por errores graves e incumplimientos de las Normas Contables) por las que las Cuentas Anuales de la sociedad no reflejan las imagen fiel de su situación patrimonial, financiera y de sus resultados.
  4. Informe denegado. El auditor considera que existen severas limitaciones al alcance de su trabajo o importantes incertidumbres que por falta de información no proporcionada por la empresa, le impiden llevar a cabo una rigurosa valoración del grado de fidelidad de las Cuentas Anuales de la sociedad.
    Se entiende limitación al alcance cuando el auditor no ha podido aplicar los procedimientos de auditorías adecuados y necesarios para poder emitir una opinión fundamentada sobre el grado de cumplimientos de la normativa y, por lo tanto, no pueden confirmar si las Cuentas Anuales muestran la imagen fiel de la situación patrimonial, financiera y de los resultados de la empresa.
    Esto suele darse cuando:
    La empresa ha impedido el acceso a la información
    La empresa no ha permitido al auditor presenciar el inventario de existencias
    La empresa no he permitido al auditor comprobar si se han destruido documentos con información relevante.

    Tal vez también te interese: