martes, julio 22

Valoración de las Inversiones Mantenidas hasta el Vencimiento

valoracion-de-las-inversiones-mantenidas-hasta-el-vencimiento

Según la norma número 9, 2.2 del PGC se entienden como inversiones mantenidas para negociar los valores representativos de deudas (adquisición de bonos u obligaciones ya sean públicas o privadas) con una fecha de vencimiento fija y preestablecida, que se negocien en Mercados Secundarios y que la intención de la empresa, cuando las compra, sea las de mantenerlas hasta la fecha fijada de finalización.

Este tipo de inversiones se diferencian de las inversiones financieras a corto plazo en instrumentos financieros y las inversiones financieras a largo plazo en instrumentos financieros (acciones a corto y largo plazo explicadas en artículos anteriores) en los siguientes aspectos:

Su valoración inicial es el valor razonable del momento de la adquisición más los gastos necesarios para su suscripción.

Su valoración posterior es a coste amortizado. 

El costes amortizado de un instrumento financiero añade a su valor inicial los intereses implícitos que se hayan ido generando (estos intereses se imputarán cada ejercicio económico a la Cuenta de Pérdidas y Ganancias) utilizando para ello el TIE (tipo de interés efectivo) de la operación menos los reembolsos del principal, si estos se hubieran producido, y, en el caso de los activos financieros, menos las reducciones por deterioro que se hayan reconocido. Es decir, Coste amortizado del año X = Coste amortizado del año X-1 + Intereses implícitos - Reembolso del principal -Deterioros del instrumento financiero (si es activo).

En las inversiones mantenidas para negociar no se consideran contablemente los cambios de valor pero sí sus posibles deterioros al menos al cierre de cada ejercicio. Dicho deterioro surgirá si hay diferencias entre su valor en libros (valor inicial - deterioros anteriores) y el valor actual de los flujos de efectivo futuros que se estiman va a generar, descontados al TIE (tipo de interés efectivo) calculado en el momento inicial. Si el valor de los flujos de efectivo futuros fuese desconocido se puede utilizar el valor del mercado siempre que éste sea suficientemente fiable.

Tal vez también te interese:




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu aportación, siempre desde el respeto, la tolerancia y el buen gusto