martes, marzo 4

Marketing Mix- Precios

    marketing-mix-precios
    El precio (es un elemento táctico) es el sacrificio económico que el consumidor está dispuesto a asumir para obtener un producto o servicio. Se define en el marketing como el valor monetario de intercambio asociado a la transacción. Se plantea por medio de una investigación de mercado previa que definirá el precio que se le asignará a cada producto al entrar al mercado. Hay que destacar que el precio es el único elemento del marketing mix que proporciona ingresos, el resto de los componentes sólo producen costos. El precio va íntimamente ligado a las sensaciones de calidad del producto, de exclusividad…
En definitiva, el producto que se intercambia tiene valor para el consumidor en la medida que es capaz de brindarle un beneficio, resolverle un problema, satisfacerle una necesidad o cumplir un deseo.

Los objetivos de los precios son:
    1. Maximizar el beneficio a largo plazo, no necesariamente con precios altos, sino con una buena relación coste-beneficio y una buena rentabilidad sobre la inversión.
    2. Obtener cuota de mercado, consiguiendo un gran volumen de ventas, atrayendo y manteniendo clientes, eliminando o evitando competidores…
    3. Manteniendo una estabilidad en precios que da imagen de rentabilidad y ayuda a la supervivencia.
      Fijación de precios
    1. Basados en costes.
El precio mínimo o precio umbral es el precio límite correspondiente al coste directo, no permite recuperar más que el coste variable, y su margen bruto es nulo.
P mínimo = Coste variable
El precio técnico es el precio correspondiente al punto muerto, el precio asegura la recuperación del coste total del producto.
P técnico= Coste variable + Coste fijo/ cantidad
El precio objetivo o precio suficiente comprende además del coste directo (coste variable) y coste fijo y beneficios calculado en relación al capital invertido en la actividad.
Precio objetivo= Precio técnico + beneficio
    1. Basados en la demanda. Cuando la demanda de un producto es elevada su precio tiende a subir, mientras que en situaciones de recesión tiende a la baja; y todo ello sucede aunque los costes no varíen. Aunque hay que recordar que esta regla no se da para determinados tipos de productos.
    2. Basados en la competencia. Consiste en fijar un precio que guarde una determinada relación con los precios de los competidores. Estos precios en función de nuestra posición en el mercado se fijarán por encima, igual o por debajo de la competencia.
La empresa distinguiría entre distintos tipos de precios según la situación tanto de la compañía como del mercado como de la demanda:
      • Precios de penetración. Se establecen inicialmente precios bajos para penetrar en un mercado cerrado y dominado por la competencia.
      • Precios máximos. Se fijan precios altos, buscando prestigio y sacrificando unas mayores ventas por tener más margen de beneficio.
      • Precios de lanzamiento. Se lanza un producto al mercado con un precio transitorio, con carácter de oferta promocional.
En resumen podemos decir, que los costes determinan el límite inferior de los precios y el mercado y la demanda determinan el límite superior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu aportación, siempre desde el respeto, la tolerancia y el buen gusto