martes, 17 de diciembre de 2013

Los Centros y las Unidades de Obra en Contabilidad de Costes

    centros-y-unidades-de-obra-en-contabilidad-de-costes
    Los Centros se configuran para imputar los costes de los factores a los costes de los productos y para utilizarlo como instrumentos para el control de las funciones realizadas por la empresa.
Es en ellos dónde tienen lugar las actividades de la empresa y dónde se encuentra el origen de los costes.
La Contabilidad de Costes trata de identificar adecuadamente los costes con los centros en los que han tenido lugar.
En términos contables se habla de sección cuando el proceso productivo se descompone en actividades que a su vez se pueden agrupar en función del objetivo común que persiguen y expresan su actividad en unidad de medida que les otorgue un alto grado de homogeneidad, es decir, división real de la empresa constituida por conjunto de medios materiales orientados a satisfacer un objetivo
Así llegamos al concepto de sección homogénea. El proceso de asignación de los costes del centro al producto va a depender de la adecuada elección de una variable que permita relacionar funcionalmente esos costes con la actividad desarrollada en los centros. La mayor o menor homogeneización dependerá, en todo caso, de la precisión de los cálculos que se realicen.
En los centros se establecen, además medidas de productividad o rendimiento (rc)
rc = Volumen de producción / Número de unidades de obra
Las condiciones fundamentales para establecer los Centros serían:
  1. Delimitar las funciones productivas de la empresa y determinar los costes de los factores que le corresponden
  2. Elección de la unidad de actividad (unidad de obra) de medición homogénea para los costes y rendimiento
  3. Encontrarse bajo la responsabilidad jerárquica de una persona (centro de responsabilidad
  4. Que guarde correspondencia y relaciones específicas con la estructura técnica y orgánica de la empresa.
Las mecionadas secciones homogéneas estarán siempre bajo la autoridad de la persona responsable y su actividad se mide en unidades físicas que se denominan unidades de obra.
En definitiva, el objetivo es asignar los costes a los productos en función de las unidades de obra. De esta forma se puede ejercer control sobre los costes y establecer y exigir responsabilidades y rendimientos.

Tal vez también te interese:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu aportación, siempre desde el respeto, la tolerancia y el buen gusto