martes, septiembre 24

Capital Riesgo.

    Capital-Riesgo
    Es un sistema de financiación especialmente para PYMES. Se trata de una aportación de recursos (normalmente en capital) de una Sociedad Inversora (Sociedad especializada), a una PYME (Sociedad Receptora), no cotizada en bolsa, con carácter temporal (entre 3 y 5 años) y en proporción minoritaria.
Los tipos de sociedades inversoras son:
  1. De capital riesgo. Sociedad Anónima que invierte sus propios recursos en una cartera formada por participaciones minoritarias en PYMES, aportando un valor añadido en forma de apoyo gerencial.
  2. Fondos de capital riesgo. Formada por grupos de especialistas, de reconocida experiencia y prestigio que no disponiendo de recursos recaban fondos para utilizarlos en inversión en capital riesgo. Suele cobrar un fijo anual más un porcentaje en las desinversiones.
Con esta fuente de financiación la Sociedad inversora:
  1. No actúa como entidad de crédito ni busca dividendos sino rentabilidad por plusvalías.
  2. Se involucra en la marcha de la empresa.
  3. La decisión de invertir se basa en la viabilidad (no en las garantías).
La inversión de capital puede producirse dentro de cualquiera de estas fases de la empresa receptora:
  1. Semilla (Seed). La aportación de recursos es anterior al inicio de la producción y distribución.
  2. Puesta en marcha (Start-UP). La aportación se produce al inicio de la producción y distribución
  3. Expansión. El apoyo financiero se produce cuando la empresa tiene ya una cierta trayectoria para facilitar el acceso a nuevos mercados o productos.
  4. Sustitución de socios (Replacement). La aportación se produce para ocupar el lugar de un grupo de accionistas
  5. Compra apalancada (Leveraged Buy-Out). Una parte de la aportación es financiada con deuda.
  6. Reorientación (Turnaround). La financiación de produce para un cambio de orientación en una empresa con dificultades.
Para la salida de la empresa puede pasar que:
  1. Recompra por propios socios.
  2. Reducción de capital.
  3. Compra por el equipo directivo de la pyme.
  4. Compra por una tercera sociedad.
  5. Acceso al mercado bursátil.
  6. Liquidación por fracaso. 


    Tal vez también te interese:


    Activos no corrientes mantenidos para la venta

martes, septiembre 17

Diferencias entre Leasing (Arrendamientos Financieros) y Renting

diferencias-entre-leasing-arrendamientos-financieros-y-renting
El Leasing es un contrato de arrendamiento de un bien inmueble o inmueble con opción a compra.
Los tipos de leasing son:
  1. Leasing financiero. Es el más habitual. Para el arrendatario tiene las siguientes ventajas:
    1. Se pueden obtener descuentos por compra que la empresa de leasing traslada al cliente.
    2. Suele ser más rápido que la concesión del préstamo
    3. El IVA se paga fraccionado
    4. No existe desembolso inicial
    5. Se financia el 100% de la compra
    6. La cuota de leasing es deducible fiscalmente
  2. Leasing operativo. Es un contrato para menor plazo, revocable en cualquier momento por parte del arrendatario (en el leasing financiero es irrevocable para ambos) y la empresa de leasing se encarga de los gastos del mantenimiento (en el leasing financiero es a cargo del arrendatario)
  3. Lease-back o retroleasing. La empresa propietaria vende un activo a otra empresa para posteriormente, pactar un arrendamiento con opción de recompra sobre dicho activo. Es la forma de obtener liquidez de un inmovilizado sin prescindir de él.
El Renting es un contrato de arrendamiento mediante el cual la empresa de renting cede el uso de cualquier activo, excepto inmuebles, por un tiempo determinado, sin opción de compra y comprometiéndose al mantenimiento a cambio de una renta prefijada.
El Leasing es una forma de financiar, y el renting una forma de usar.
Las ventajas para el arrendatario, en este caso son:
  1. Posibilidad de hacer uso de un bien sin necesidad de hacer inversión
  2. No inmoviliza recursos económicos en bienes de alto nivel de obsolescencia
  3. Se adapta con más flexibilidad a la evolución tecnológica del mercado.
  4. El alquiler es deducible fiscalmente al 100%
  5. No hay que efectuar pagos de impuestos por la adquisición al no haber opción de compra

martes, septiembre 10

Títulos de Renta Variable

titulos-renta-variable
Las acciones ordinarias son valores negociables, representativos de partes alícuotas del capital social de una sociedad anónima y otorgan a sus titulares la calidad de propietarios de la empresa.
Se distinguen dos momentos de emisión de acciones:
  1. Momento inicial de la empres. Pueden ser a la par o sobre la par
  2. Con posterioridad cuando se produce una ampliación de capital. Pueden ser a la par, bajo la par o sobre la par.
Las aportaciones de los socios pueden ser monetarias o no monetarias tanto para constitución, ampliación o compensación de pérdidas.
Los conceptos a tener en cuenta en una emisión de títulos de renta fija son:
Valor nominal. Valor sobre el cual se pagarán los dividendos, es el valor real, el valor de referencia de los títulos.
Valor o precio de emisión, Valor que pagará el inversionista a la empresa por la compra de los títulos. La emisión puede ser a la par, bajo la par o sobre la par
La inversión otorga al accionista los siguientes derechos.
  1. Derecho a percibir dividendos
  2. Derecho de suscripción preferente ante una ampliación de capital
  3. Derecho de transmisión de sus acciones
  4. Derecho a asistencia y voto en Junta de Accionistas
  5. Derecho a su cuota de liquidación, en caso de liquidarse la empresa
  6. Derecho de impugnación de acuerdos de la Junta General
  7. Derecho de información.
En los títulos de renta variable (a igual que en los de renta fija) hay que medir adecuadamente su liquidez, rentabilidad y riesgo.
La rentabilidad se obtiene mediante los dividendos, por la venta de la acción, por devolución de aportaciones de la sociedad o por venta de derechos de suscripción. El riesgo, en este tipo de inversión, es elevado y la liquidez es alta para los títulos que coticen en Bolsa
Se puede también hablar de emisiones híbridas, refiriéndonos a aquellas que combinan características de renta fija y renta variable.
Las más habituales son:
Acciones privilegiadas, son aquellas a las que se les atribuyen a su titular unos derechos económicos que mejoran los de las acciones ordinarias, teniendo iguales derechos políticos.
Acciones sin derecho a voto, son un caso particular del anterior. Eliminan el derecho a voto a cambio de más derechos económicos que las ordinarias. Son recursos propios, no se amortizan financieramente El emisor mantiene el control de la sociedad. Suelen ser más caras que las acciones ordinarias. 
Acciones rescatables, son aquellas que pueden ser amortizadas a solicitud de la sociedad emisora, de los titulares de las acciones o de ambos. El acuerdo de emisión fija las condiciones.

Tal vez también te interese:



Activos Financieros Disponibles para la Venta