martes, 13 de agosto de 2013

Títulos de Renta Fija

titulos-renta-fija-primera-parte
Los títulos de renta fija son valores negociables, representativos de deudas y emitidos por empresas y países. Cuando la cantidad requerida de recursos ajenos es muy elevada se divide la deuda en un número determinado de pequeñas deudas y se le ofrece a los inversores.
La diferencia entre los bonos y las obligaciones radica en el tiempo que dura la emisión. El bono tiene duración igual o inferior a 5 años y las obligaciones un plazo superior a 5 años.
La operativa de una emisión consiste en que una empresa emite valores de renta fija que suscribirán los inversores, éstos aportan a la empresa el precio de emisión y tienen el derecho a cobrar periódicamente los intereses pactados así como a recibir la devolución en plazo y cantidad acordada.
Una característica crucial de los títulos de renta fija es la liquidez. La facilidad de venta en cualquier momento facilita la compra por parte de los inversores. Por ello se distinguen dos tipos de mercado:
  1. Mercado primario.
  2. Mercado secundario o de reventa. En los mercados secundarios la oferta y la demanda actuará hasta determinar el “interés de equilibrio o interés de mercado”. Estos precios de mercado se ajustan en función de las rentabilidades que los inversores exigen a cada título.
La rentabilidad de un título depende de los cobros y pagos que genere (Precio de adquisición, comisiones, gastos, cupones y precio de reembolso) y del riesgo que implique
En líneas generales podemos clasificar el riesgo:
  1. Riesgo de tipo de interés, se produce si se vende el título anticipadamente.
  2. Riesgos de reinversión, el que soporta el inversor por tener que reinvertir la liquidez proveniente de la liquidación de sus inversiones en un momento determinado.
  3. Riesgo de créditos o impagos.
Los conceptos a tener en cuenta en una emisión de títulos de renta fija son:
Valor nominal. Valor sobre el cual se pagarán los intereses, es el valor real, el valor de referencia de los títulos.
Valor o precio de emisión, Valor que pagará el inversionista a la empresa por la compra de los títulos. La emisión puede ser a la par, bajo la par o sobre la par. Habitualmente es bajo la par.
Valor o precio de reembolso. Valor que recibe el inversor en el momento de recuperar su inversión, es decir, es el valor al que la empresa emisora amortiza el título. Puede ser mayor, igual o menor al valor nominal. Habitualmente es mayor que el nominal.

Tal vez también te interese:



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu aportación, siempre desde el respeto, la tolerancia y el buen gusto