martes, junio 25

Cuentas Anuales Consolidadas-Introducción

cuentas-anuales-consolidadas-introduccion
Al consolidar se da una visión única y global de la situación económica y financiera de los distintos balances y cuentas de resultados de las diferentes empresas que forman parte de un grupo empresarial.
Las empresas que forman parte de una unidad supra-empresarial, caso de presentar la información por separado, no darían su imagen real, debido a que existen relaciones recíprocas, hechos contables en común, que al ser transferidas a precios de mercado y al no ser realizados a empresas externas al grupo van a generar resultados no reales.
El objetivo básico y fundamental de la consolidación de las Cuentas Anuales es intentar mejorar las insuficiencias y limitaciones que tienen las Cuentas Anuales individuales que contienen la información financiera de las entidades que componen un grupo, acercándose más al cumplimiento de los requisitos que persigue la información contable.
Las Cuentas Anuales consolidadas suministran información relevante a los usuarios que deseen evaluar la rentabilidad y el riesgo de un grupo, mostrando la información del grupo como unidad económica global.
La obligación o no de presentar Cuentas Anuales consolidadas depende de la existencia o no de un grupo de empresas. Sin olvidar que la obligatoriedad que tiene la sociedad dominante de presentar Cuentas Anuales consolidadas no elimina la obligación de la formulación individual de cada una de las empresas que componen el grupo.
El grupo de empresas o sociedades a los efectos de la consolidación de cuentas, estará formado por la sociedad dominante y por todas las sociedades dependientes. Siendo la sociedad dominante aquella que ejerza o pueda ejercer, directa o indirectamente, el control (poder de dirigir las políticas financieras y de explotación de una entidad, con la finalidad de obtener beneficios económicos de sus actividades.) sobre otra u otras, que se calificaran como dependientes o dominadas, cualquiera que sea su forma jurídica y con independencia de su domicilio.

Tal vez también te interese:



martes, junio 18

Clasificación de Provisiones según el PGC

    clasificacion-de-provisiones-segun-el-pgc

  1. Provisiones para operaciones comerciales, recogen las obligaciones presentes derivadas del tráfico comercial de la empresa y cuya cancelación es indeterminada en fecha o cuantía.
  2. Provisiones para contratos onerosos, recogen los costes que conllevan el cumplimiento de un contrato cuando éstos exceden a los beneficios económicos que se esperan recibir del mismo.
  3. Provisiones para impuestos, recogen el importe de deudas tributarias cuyo pago está determinado, en cuanto su importe exacto y a la fecha en que se producirá dependiende de determinadas condiciones.
  4. Provisiones para retribuciones y otras prestaciones al personal, recogen las obligaciones legales, contractuales e implícitas con el personal de la empresa sobre las que existe incertidumbre acerca de su cuantía o vencimiento, tales como prestaciones por incapacidad o indemnizaciones por cese del contrato, entre otros.
  5. Provisiones por desmantelamiento, retiro o rehabilitación del inmovilizado, recogen el importe estimado de los costes de desmantelar o retirar un inmovilizado. Formará parte del precio de adquisición del bien.
  6. Provisiones para actuaciones mediambientales, recogen las obligaciones legales, contractuales e implícitas de la empresa o compromiso adquiridos por la misma de cuantía indeterminada, para prevenir o reparar daños sobre el medio ambiente.
  7. Provisiones para reestructuración, recogen la obligación contraida por la empresa en un programa de actuación planificado y controlado por la entidad que produzca un cambio significativo en el alcance de la actividad llevada a cabo por la empresa y en la manera de llevar la gestión de su actividad.
  8. Provisiones por transacciones con pagos basados en instrumentos de patrimonio, recogen el importe estimado de la obligación asumida por la empresa, como consecuencia de una transacción con pagos basados en instrumentos de patrimonio que se liquiden con un importe efectivo que esté basado en el valor de dichos instrumentos.
  9. Provisiones para otras responsabilidades, recogen los pasivos no financieros surgidos por obligaciones indeterminadas no incluidas en ninguna de las restantes cuentas de provisones, como por ejemplo los litigios, indemnizaciones por avales, indemnizaciones por garantías...

    Tal vez también te interese:





miércoles, junio 12

Provisiones Contables

provisiones-contables
Las Provisiones están regladas en la Norma 15 de la Segunda parte (Normas de Registro y Valoración) del PGC.
Según la mencionada normativa la empresa reconocerá como provisiones los pasivos que, cumpliendo la definición y los criterios de registro o reconocimiento contable contenidos en el Marco Conceptual de la Contabilidad, resulten indeterminados respecto a su importe o a la fecha en que se cancelarán.
Las provisiones pueden venir determinadas por una disposición legal, contractual o por una obligación implícita o tácita. En este último caso, su nacimiento se sitúa en la expectativa válida creada por la empresa frente a terceros, de asunción de una obligación por parte de aquélla.
En definitiva, para contabilizarse una provisión debe cumplir dos condiciones que la obligación es indeterminada respecto a su importe o a la fecha de cancelación y que venga determinada por una disposición legal, contractual o por una obligación implícita tácita.
Las Provisiones a corto plazo son para operaciones comerciales, es decir, derivadas del tráfico comercial, para retribuciones y prestaciones a al personal, para impuestos, por desmantelamiento, retiro o rehabilitación del inmovilizado o por transacciones con pagos de instrumentos financieros.
Las Provisiones a largo plazo son de carácter no corriente y surgen de obligaciones tácitas y específicas en cuanto a su naturaleza pero indeterminadas en cuanto a su importe y la fecha de realización. Se utilizan para para retribuciones y prestaciones al personal, para contratos onerosos, para impuestos, por desmantelamiento, retiro o rehabilitación del inmovilizado, otras responsabilidades, actuaciones mediambientales...
Las provisiones se valorarán a la fecha de cierre del ejercicio por el valor actual de la estimación, registrándose los ajustes debidos a la actualización de la provisión como gasto financiero devengado.
Si su vencimiento es inferior al año y el efecto financiero de no actualizar no es significativo no será necesario llevar a cabo ningún tipo de descuento.
La compensación a recibir de un tercero en el momento de liquidar la obligación, no supondrá una minoración del importe de la deuda, sin perjuicio del reconocimiento en el activo de la empresa del correspondiente derecho de cobro, siempre que no existan dudas de que dicho reembolso será percibido. El importe por el que se registrará el citado activo no podrá exceder del importe de la obligación registrada contablemente. Sólo cuando exista un vínculo legal o contractual, por el que se haya exteriorizado parte del riesgo, y en virtud del cual la empresa no esté obligada a responder, se tendrá en cuenta para estimar.


Tal vez también te interese:



martes, junio 4

El Modelo de Mercado: El CAPM (capital asset pricing model o modelo de valoración de activos financieros). La Línea del Mercado de Valores (SML)

    capm-sml
    Conocidos los riesgos sistemáticos de las acciones, habría que calcular la rentabilidad mínima que debemos de exigirle a dichas acciones.
    Sean:
    Rj = Rentabilidad del título j.
    Rf = Rentabilidad activo sin riesgo.
    βj = Riesgo sistemático del título j. Es la tangente de la línea característica del título. Se determina por regresión lineal.
    Rm =Rentabilidad del mercado.
    (Rm – Rf) = Prima del mercado 
    βj (Rm – Rf) = Prima por riesgo
Rj = Rf + βj (Rm - Rf)
    De forma que la SML (Security Market Line o línea de mercado de valores) es aquella que pasa por el punto (0, Rf) y (1, Rm). Lo que implica que si el riesgo de mercado (β) es cero la rentabilidad del título es igual a la rentabilidad del activo sin riesgo y si el riesgo de mercado (β) es uno la rentabilidad del título es la rentabilidad del mercado total.
    (Rmdo- Rf)= pendiente de la SML = precio de mercado del riesgo = grado de aversión al riesgo implícito en el mercado = prima del mercado = tg Φ (siendo Φ el ángulo que forma la SML con el eje horizontal)
    β x (Rmdo- Rf) = prima por riesgo = prima por riesgo de mercado = precio del riesgo
    La ecuación fundamental del CAPM es la SML. 
    recta-sml
     
Algunos de los factores que afectan al coste medio ponderado de los capitales son:
  • Las condiciones de la economía (la rentabilidad exigida por el inversor dependerá del interés oficial, la inflación...)
  • Las condiciones de los activos en los mercados financieros (prima de riesgo, prima de liquidez...)
  • Condiciones de la empresa tanto operativas como de financiación
    Notas aclaratorias:
    Prima de riesgo = βj *(Rmdo - Rf)
    Prima de mercado = (Rmdo - Rf).
    Grado de aversión al riesgo implícito en el mercado y en cada momento: tg Φ = La pendiente 
    Títulos con betas negativos: disminuyen el riesgo sistemático. 
    Títulos con betas menores que 1 son títulos defensivos.
    Títulos con betas mayores que 1 son títulos agresivos.

    sml-beta
En definitiva o en conclusión podemos decir que con ayuda de la SML podremos determinar la rentabilidad mínima requerida por los accionistas para el nivel de riesgo global sistemático que van a soportar. Es decir, incorporaríamos el riesgo a la tasa de actualización, a través del coste del capital propio (Kcp), obteniéndose con ella una rentabilidad “corregida” por el nivel de riesgo no deseable (riesgo sistemático)