martes, noviembre 27

Activos no corrientes mantenidos para la venta

Activos-no-corrientes-mantenidos-para-la-venta
Dentro del subgrupo 58 del activo corriente se encuentran los Activos no corrientes mantenidos para la venta.

Se considera un activo no corriente como mantenido para la venta si su valor se recupera  a través de su venta,  y no por su uso continuado, y siempre que se cumplan los siguientes requisitos que enuncia el NPGC en su norma séptima:

El activo ha de estar disponible en sus condiciones actuales, sin modificación ni cambios, para su venta inmediata.

Su venta ha de ser altamente probable. La empresa debe encontrarse comprometida por un plan para vender el activo y haber iniciado un programa para encontrar comprador. Se espera completar la venta dentro del año siguiente a la fecha de clasificación del activo como mantenido para la venta.

La venta del activo debe negociarse activamente a un precio adecuado en relación con su valor razonable actual.

Valor inicial de los Activos no corrientes mantenidos para la venta = menor (valor libros ; su valor razonable - costes de venta).

Valor posterior de los Activos no corrientes mantenidos para la venta= Valor inicial menos los deterioros, si los hubiese.

Mientras que el activo se mantenga clasificado como mantenido para la venta no se amortizará.

Cuando un activo deje de cumplir los requisitos para ser clasificado como mantenido para la venta se contabilizará en la partida del balance que corresponda a su naturaleza . En este caso se valorará: por el menor (su valor contable anterior a su calificación como activo no corriente en venta menos las amortizaciones y correcciones de valor que se hubiesen reconocido de no haberse clasificado como mantenido para la venta o su importe recuperable).

Tal vez también te interese:

Contabilización de Subvenciones de Capital

Activos Financieros Disponibles para la Venta

Excel para Estado de Flujos de Efectivo - EFE

martes, noviembre 20

Modelo o Método del Transporte para la distribución comercial – Conceptos

modelo-o-metodo-de-transporte-para-la-distribucion-comercial-conceptos
El modelo de transporte es una clase especial de problema de programación lineal. Su objetivo es determinar las cantidades enviadas de producto o suministro desde cada punto de origen a cada punto de destino, que minimice el coste total del envío, al mismo tiempo deben satisfacer tanto los límites de oferta como los requerimientos de la demanda.

Conceptos para resolución de problemas de modelo de transporte.

  1. Fábricas o origen de la producción (Fi con i= 1,…, n). Son los diferentes lugares de donde proviene el bien que se está transportando.
  1. Mercados o destino de la producción (Mj con j= 1,…, m). Son los diferentes lugares a donde se dirige el bien que se está transportando.
  1. Cantidad de fabricación (Pi con i=1,…, n). Es la cantidad de productos de la fábrica de origen i que se podrá distribuir.
  1. Cantidad de demanda (Dj con j=1,…, m). Es la cantidad de productos del mercado de destino j que se tendrá que distribuir.
  1. Nivel de la variable (X i j con i= 1,…, n y j=1,…, m). Es la cantidad de producto que se distribuye desde la fábrica de origen i al mercado de destino j.
  1. Rendimiento directo (C i j con i= 1,…, n y j=1,…, m). Es el rendimiento unitario de un producto transportado desde la fábrica de origen i al mercado de destino j.

  2. Rendimiento del programa (Z). Es el rendimiento total de transportar todas las unidades producidas desde las fábricas de origen hasta los mercados de destino. 
     
  3. Exigencia del método de transporte. Este modelo exige, para poderse resolver que el total de la producción sea igual que el total de la demanda.
        Dj = Pi
  4. Si la suma total de la demanda es mayor que la suma total de la oferta aparece, por la diferencia, una fábrica ficticia. Las fábricas ficticias siempre tendrán rendimiento directo 0 salvo excepciones puntuales. (Ff )

  5. Si la suma total de la oferta es mayor que la suma total de la demanda aparece, por la diferencia, un mercado ficticio. Los mercados ficticios siempre tendrán rendimiento directo 0 salvo excepciones puntuales. (M f). 

    Tal vez también te interese:




    Subsistema de Producción o Subsistema de Operaciones. Parte V. Configuración Productiva  

martes, noviembre 13

Diferencias contables entre cuentas de derechos de cobros y obligaciones de pagos

cuadro-de-cuentas-diferencias-contables-entre-cuentas-de-derechos-de-cobros-y-obligaciones-de-pagos
La Contabilidad Financiera no es más que un lenguaje que permite la comunicación entre empresa y usuarios externos para apoyar  a estos en su toma de decisiones. 

Y como en cualquier idioma, todos los que empiezan con la Contabilidad Financiera se encuentran con el problema de tener que distinguir el significado de cada cuenta, es decir aprender su vocabulario.
 
Distinguir entre las diferentes cuentas de derechos de cobros (clientes, deudodes, créditos enajenación de inmovilizados, créditos concedidos o hacienda pública deudora) y las de obligaciones de pago (proveedores, acreedores, proveedores de inmovilizados, deudas o hacienda pública acreedora) se convierte, en los inicios de esta materia, en una dificultad importante para los estudiantes.

Con el objetivo de evitar estos problemas os presento una tabla que explica el significado de cada cuenta y su naturaleza.

tabla-de-diferencias-contables-entre-derechos-de-cobros-y-obligaciones-de-pagos

Tal vez también te interese:

Normalización Contable

Vocabulario Contable - Cuadro de cuentas del NPGC

Patrimonio Contable. Activos, Pasivos y Neto

Ingresos, Gastos y Resultado Contable

martes, noviembre 6

Excel para transformar los números en letras en documentos financieros

excel-para-pasar-números-a-letras-en-documentos-financieros 
Una de las cuestiones que se plantean, entre otras,  cuando se escriben importes en los documentos financieros (facturas, cheques...) es si hacerlo únicamente con números o acompañarlos también de su equivalencia en letras.

En la literatura empleada en la documentación financiera, cuando es necesario dar fe (esto es habitual en cheques, recibos, correpondencia comercial, textos notariales. letras de cambios...) es bastante habitual que a una cantidad expresada en cifras le acompañe la expresión de esa misma cantidad en letras.

Además, escribir las cantidades con tanto en letras letras como numéricamente aporta una mayor claridad, seguridad y evita errores.

Ahora bien, para algo que es bastante comúnmente utilizado no existe todavía (al menos yo no conozco) una "utilidad" estándar que resuelva esta cuestión. Ni siquiera Excel, la herramienta ofimática básica de apoyo más utilizada en cuestiones financieras y contables, ofrece esta funcionalidad.

He estado buscando y la verdad es que, aunque hay multitud de autores que ofrecen una solución, no me ha terminado de convencer ninguna, bien por su complejidad o bien por estar incompletas. Muchas de ellas se basan en la definición de macros,algo inapropiado para el usuario habitual, y algunas otras se basan en funciones Excel.

Por tanto, me he decidido a implementar, partiendo de un intento de solución muy básica encontrada en internet (cuyo autor desconozco), una variante completa que cubra todas las posibilidades:

* Traduzca correctamente cantidades monetarias en singular y plural.
* Permita definir la moneda y fracción utilizada (por ejemplo, euros y céntimos, dólares y centavos...)
* Exprese correctamente cifras negativas.
* Escriba correctamente la parte decimal (si la tiene) de la cantidad.

La utilidad que adjunto al archivo funciona tanto con Excel como con Open Office. Para utilizarla, simplemente acompaño un formulario de ejemplo de factura en el que se traduce a letras automáticamente la cantidad numérica total indicada en la factura.