lunes, septiembre 10

Fuentes de Financiación. Parte IV. Financiación interna o autofinanciación.



fuentes-financiacion.parte-iv.financiacion-interna
La financiación interna procede de los recursos generados por la propia empresa en el ejercicio de su actividad. Resulta una fuente de financiación sin coste adicional y aumenta la capacidad de endeudamiento de la empresa puesto le supone una menor cantidad de obligaciones de pago. Sin embargo, esta modalidad de financiación tiene su eficacia limitada a la lentitud de su aportación, requiere tiempo para que la generación de riqueza interna tenga un valor real.

Las formas de autofinanciación son:
  • Financiación interna de mantenimiento (Fondos de amortización).
    Desde el punto de vista contable la amortización es la valoración de la pérdida irreversible, sistemática y previsible del valor de los bienes bien por su uso o por su obsolescencia. Al contabilizar este consumo, este gasto, el resultado del periodo se reduce suponiendo para la empresa un menor pago de dividendos e impuestos y por lo tanto un ahorro. Este capital ahorrado tiene como objetivo la adquisición de nuevos inmovilizados a la finalización de la vida útil del que se está amortizando. Hasta que llegue el momento de utilizar esos fondos para la reposición de los activos, se encontrarán invertidos en algunos bienes o derechos.
    El objeto de la amortización o financiación interna de mantenimiento, por tanto, es mantener la capacidad económica de la empresa.
  • Financiación interna de enriquecimiento (Reservas). Son fondos que se constituyen a partir de los beneficios generados por la empresa y no distribuidos entre los propietarios. Es decir, es la parte de los resultados que no se reparten en forma de dividendos. Existen diversos tipos de reservas, las más usuales son:
    • Reserva Legal, es obligatoria para las empresas. Es necesario guardar cada año un 10% del resultado hasta alcanzar como mínimo el 20% del capital social. A partir de esta cantidad se podrá disponer del exceso si la empresa así lo estima oportuno.
    • Reserva Estatutaria, tanto sus límites como su disponibilidad depende de cada empresa y de sus estatutos internos.
    • Reservas voluntarias, es la reserva de libre disposición para la empresa.
    El objetivo de las reservas o financiación interna de enriquecimiento, por tanto, es acometer nuevas inversiones y que la empresa crezca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu aportación, siempre desde el respeto, la tolerancia y el buen gusto