lunes, 30 de julio de 2012

Ingresos, Gastos y Resultado Contable

ingresos-gastos-y-resultado-contable
INGRESOS: Utilizando la definición del Plan Contable actual, los ingresos son de incrementos en patrimonio neto de la empresa durante el ejercicio ya sea en forma de entrada o aumento en el valor de los activos o de disminución en el valor de los pasivos siempre que no tenga origen en aportaciones de los socios (monetarios o no). Un ingreso no es más, que la valoración de un consumo a favor de la empresa. Podemos hablar, por ejemplo, de ingresos por alquileres cuando alguien usa el local propiedad de la empresa.

Hay dos tipos de ingresos:

1.Ingresos de explotación, que se define como la valoración de los servicios prestados, o los bienes entregados a terceros en el desarrollo de las actividades típicas y por los que la empresa recibe una contraprestación, o surge el derecho a la misma. O lo que es lo mismo, son los ingresos consecuencias de la actividad habitual de la empresa como pueden ser las ventas de mercaderías, los ingresos por prestación de servicios o los ingresos por comisiones.

2.Ingresos financieros, que son, básicamente, rendimientos (intereses, dividendos y plusvalías) generados por depósitos en cuentas corrientes e inversiones financieras como por ejemplo los intereses de créditos o los ingresos por participación en capital.

GASTOS: Según el NPGC son decrementos de patrimonio neto de la empresa durante el ejercicio, ya sea en forma de salida o disminución del valor de los activos o de reconocimiento o aumento del valor de los pasivos siempre que no tenga origen en distribuciones a los socios (monetarios o no). Es decir, un gasto es la valoración de un consumo de bienes y/o servicios por parte de la empresa. Si se alquila un local para las oficinas la empresa tiene un gasto puesto que está utilizando un bien que no le pertenece (arrendamientos y cánones sería su nombre contable), si utiliza un local de su propiedad la empresa tiene un gasto puesto que, igualmente está usando el inmovilizado y se depreciará con el tiempo (amortización contable).

Hay dos tipos de gastos:

1. Gastos explotación, que se definen como los consumos de bienes y servicios en los que se incurre durante el desarrollo de las actividades típicas de la empresa como las compras de mercaderías, los transportes, las primas de seguros o la publicidad, entre otros.

2. Gastos financieros, que surgen, básicamente, del empleo de pasivos, es decir, el uso de capitales ajenos presenta un coste que se conoce como interés y constituye un gasto de carácter financiero para el prestatario. La pérdida de valor de inversiones financieras también se considera gastos financieros. Por ejemplo los intereses de deudas o pérdidas procedentes de valores negociables.

Hay que resaltar en este punto que, contablemente, hay una diferencia sustancial entre cobros e ingresos y pagos y gastos. Los cobros y los pagos son corrientes monetarios o financieras, flujos de dinero efectivo, mientras que los ingresos y gastos son corrientes reales, definidos como la utilización de bienes y/o servicios. En función del principio del devengo se contabilizan los gastos y los ingresos que hayan surgido en cada periodo independientemente que se hayan cobrado/pagado o no durante el ejercicio económico. De esta forma, hay gastos, como la amortización o los deterioros que no suponen pagos ni cobros, o hay gastos e ingresos que son consecuencias de ejercicios distintos a los que se efectúa su desembolso. Por ejemplo, se paga un alquiler para 4 meses el 1 de octubre por 4.000 euros (1.000 euros al mes), el pago en este ejercicio ha sido 4.000 euros pero el gasto (el uso del local) correspondiente al periodo sólo sería de 3.000 euros (octubre, noviembre y diciembre). Así en el ejercicio siguiente habrá 1.000 euros de gastos (de enero) pero ningún pago.

RESULTADO = INGRESOS – GASTOS del periodo de forma que si es positivo es ganancia (sumará en el neto del Balance de Situación del final del periodo) y si es negativo son perdidas (restará en el neto del Balance de Situación al final del periodo).

Cálculo de resultado contable:

1. Resultado de explotación = Ingresos explotación – Gastos explotación

2. Resultado financiero = Ingresos financieros – Gastos financieros

3. Resultado antes de impuestos = Resultado explotación + Resultado financiero

4. Impuesto de sociedades (desde el punto de vista contable)= % Resultado antes impuestos

5. Resultado por operaciones continuas = Resultado antes de impuestos - Impuesto de sociedades

6. Resultado del ejercicio= Resultado operaciones continuas + Resultado operaciones interrumpidas.

Tal vez también te interese:



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu aportación, siempre desde el respeto, la tolerancia y el buen gusto