miércoles, mayo 16

Sentencias judiciales y Trabajadores


Sentencias-Judiciales-y-Trabajadores
Parece evidente que esto de la "justicia" va por modas. Si hace unos años ante una denuncia judicial de un trabajador la empresa poco podía hacer, ahora ante una misma denuncia el empleado poco puede hacer.

Los jueces están impregnados de este ambiente hostil hacia los trabajadores, donde los derechos laborales se pisotean con el beneplácito de políticos y leyes. 

Los trabajadores se ven vapuleados por jefes y jueces por igual cual de si de una sóla persona se tratara. 

Se permite a los empresarios campar a sus anchas por sus empresas mientras los empleados bajan la cabeza a su paso y le agradecen que se les permita vivir como si de reyes y plebeyos se tratara de épocas, que creíamos, ya pasadas.

Las leyes ideológicas de los legisladores y las interpretaciones partidistas de los jueces dejan a los trabajadores sin argumentos y sin defensas. Las sentencias, en muchos casos humillantes para el trabajador ultrajado, son una vergüenza para nuestro país, nuestro sistema legal y hasta para nuestra propia Constitución que asegura el derecho a un trabajo digno.

Es absurdo que un trabajador tenga que luchar por sus derechos laborales más simples como cobrar su sueldo o ser tratado con respeto y educación. Pero lo peor no es que haya que enfundarse el "mono de guerra" para defender lo más básico, sino que después de meses o incluso años para que se celebre un juicio, una vez llegado ese gran día, hay que soportar la mirada despectiva, desmotivada y sin interés del juez que haya tocado en suerte. Sólo mirarle a los ojos ya es suficiente para conocer en que términos se redactará la resolución. Y el calvario no acaba aquí, meses después hay que leer sentencias en las que "sus señorías" justifican lo injustificable, dan la razón a lo irracional y consienten, permiten y aplauden la actuación del empresario. 

Pues señores jueces y señores legisladores, el reino empresarial perderá sus tierras si no tiene obreros que las cultiven y las cuiden, es decir, los empresarios no son nada ni nadie sin un buen equipo de trabajadores a su cargo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu aportación, siempre desde el respeto, la tolerancia y el buen gusto