martes, 1 de mayo de 2012

El Autónomo en la Actualidad


El autonomo en la actualidad
El autónomo es un valiente con sueños, ganas, ilusión, afán de mejora y empeño por progresar. Es un rara especie en nuestra sociedad económica actual. El emprendedor parece estar en época de declive, pocos son los que se atreven a iniciar una aventura sin garantías de éxito.

Los medios de comunicación, los distintos gobiernos, los diferentes partidos políticos, los sindicatos y la patronal coinciden en la importancia para el crecimiento económico de este país de fomentar la creación de empresas, avivar las nuevas ideas de negocio, de apoyar las nuevas iniciativas... Sin embargo, ¿se está haciendo? ¿Realmente se están llevando a cabo medidas para provocar la innovación?


La persona que se plantea la opción de darse de alta como autónomo y trabajar por cuenta propia se enfrenta a múltiples dificultades reales de falta de información, de orientación, de apoyo económico, ... Se encuentra con mucha publicidad sobre lo importante que es para el país y con mucha propaganda de subvenciones y de asesoramientos que no se materializan en la realidad.

Sin embargo, todos seguimos estando de acuerdo en que el autónomo es imprescindible en el panorama laboral.

Con los datos de afiliación al RETA (Régimen Especial Trabajadores Autónomos) de la Seguridad Social y tomando como referencia los afiliados del 2001, la evolución del número de Autónomos en nuestro país ha sido la siguiente:

evolucion-incremento-numero-autonomos


Podemos observar con claridad como a partir del 2008 se produce una inflexión a partir de la cuál la caída es continuada. Algunos medios publicitaron y alardearon de una subida de afiliación en el mes de marzo de 2012, pero olvidaron mencionar que seguimos con medias inferiores a las de 2006.

En un momento, donde la creación de empleo es esencial, el incremento del número de estos profesionales independientes es fundamental. Sin embargo, en la famosa Reforma Laboral poca mención se hace al autónomo, alguna bonificación para determinados contratos a trabajadores y poco, muy poco más.

Tal vez vaya siendo hora de que se de a estos profesionales el lugar que merecen en la economía. Quizás es el momento de dejar los recortes y los ajustes, que como resulta evidente, no nos llevan a ninguna parte y dedicarnos a favorecer el consumo para incrementar la creación de empresas y con ello disminuir el desempleo. Posiblemente es ahora o nunca.

Si no somos lo suficientemente hábiles, en momentos como estos, para aprovechar el potencial profesional de nuestro país, si no somos capaces de explotar el potencial humano de que disponemos, habría que plantearse si no tenemos lo que merecemos.

Si quieres descargártelo pincha aquí o en la Sala de Lectura de la Mercaleteca.

Tal vez también te interese:






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu aportación, siempre desde el respeto, la tolerancia y el buen gusto