martes, 22 de agosto de 2017

Valoración de Activos Financieros Disponibles para la Venta


valoracion-activos-financieros-diponibles-para-la-venta

Contablemente hablando, podemos distinguir entre inversiones financieras mantenidas para negociar e inversiones financieras disponibles para la venta. 

El PGC en su norma 9 expone las diferencias entre ambos tipos de inversiones y cómo valorarlas inicial y posteriormente así como el tratamiento de sus cambios de valor. 

Los Activos Financieros Disponibles para la Venta, sobre los que trata este artículo, son aquellos cuyo intención no es especulativa, es decir, que el inversor pretende mantenerlos a largo plazo, participar en Junta de Accionistas, recibir su rentabilidad, normalmente, en forma de dividendos...

Para el registro de valoración de estas inversiones será necesario utilizar cuentas del grupo 8 (Gastos imputados al Patrimonio neto)  y del grupo 9 (Ingresos imputables al Patrimonio Neto). Estos grupos recogen las partidas de acontecimientos que, de alguna forma, están a la espera de suceder realmente. Son cuentas que registran aquellos gastos o ingresos que se esperan podrían surgir en un futuro pero que no hay certeza de que así sucederá como pueden ser Beneficios en activos financieros disponibles para la venta (900) o Pérdidas en activos financieros disponibles para la venta (800).

En este vídeo se explica las normas de valoración de estos activos y se aplican a un ejemplo práctico que, seguro te ayudará a comprender con mayor claridad las peculiaridades de estas inversiones, el registro de sus cambios de valor y el funcionamiento de las mencionadas cuentas de los grupos 8 y 9 del Cuadro de Cuentas.



Tal vez también te interese:


martes, 8 de agosto de 2017

Deterioro de inmovilizado (Vídeo Explicativo)

deterioro-inmovilizado-video-explicativo
Como hemos explicado en artículos anteriores, los deterioros son gastos previsibles, no sistemáticos y reversibles. 

Se pueden distinguir deterioros de valor en varios activos de la empresa. En este caso, nos centraremos en los deterioros de inmovilizados.

Lo primero que queremos resaltar es que hay que distinguir muy bien la diferencia entre amortizaciones de inmovilizados, pérdida definitivas de los inmovilizados y deterioros de inmovilizados. En pocas palabras podemos decir que hay tres características claves para distinguir cada uno de estos conceptos:

Amortización contable o técnica de los inmovilizados es un gasto  previsible, sistemático e irreversible del valor de los bienes de la empresa consecuencia de su uso u obsolescencia.

Pérdida definitiva de los inmovilizados es un gasto no previsible, no sistemático e irreversible por baja de los bienes de la empresa consecuencia de acontecimientos como robos, incendios, inundaciones, ventas...

Deterioro de inmovilizado es un gasto previsible, no sistemático y reversible del valor de los bienes de la empresa consecuencia de acontecimientos que provocan la sospecha de la pérdida pero no existe certeza sobre ella.

No podemos olvidarnos hacer una mención especial a los Terrenos y Bienes naturales sobre los que, habitualmente, no se registra depreciación por amortización puesto que su pérdida de valor no es irreversible pero, como consecuencia de esto mismo, sí podría sufrir deterioro. Por ejemplo: Si la empresa tiene sospechas de la posibilidad de un embargo de un solar; Si la empresa tiene dudas sobre cómo le afectará a su parcela una determinada construcción que se está levantando cerca.... Todas estas situaciones lleva a prever un gasto que, por otra parte, es reversible y, por lo tanto, se registraría deterioro pero no amortización.

Para saber cómo hay que registrar esta depreciación reversible de los inmovilizados y cuando hemos elaborado el siguiente vídeo explicativo.


Tal vez también te interese:





martes, 25 de julio de 2017

Valoración de Activos Financieros Mantenidos para Negociar

Los activos financieros son bienes propiedad de la empresa con los que se tiene intención de obtener rentabilidad.

Entre los activos financieros se encuentran las inversiones financieras a corto plazo, o lo que es lo mismo, la inversión en acciones mantenidas para negociar.

Contablemente hablando, las acciones mantenidas para negociar son las inversiones de la empresa, generalmente, en títulos de renta variable que se tienen intención de mantener por un periodo igual o inferior al año y cuyo objetivo es especulativo. 

Una inversión se entiende que tiene carácter especulativo si la única intención del inversor es obtener rentabilidad o beneficio basándose básicamente en la variación de precios. Por regla general estas inversiones suelen producirse con compra - venta de acciones en la Bolsa, aunque hay otras alternativas.

El PGC, en su norma número 9, expone la valoración de este tipo de inversiones. Se refiere tanto a su valor inicial (valor del momento de la compra), como a su valor posterior (valor en cualquier momento después de producirse la compra) como al registro contable de sus cambios de valor razonable. 

Con este vídeo pretendemos explicar la norma número 9 del PGC en relación con las inversiones mantenidas para negociar y aplicarla a un ejemplo práctico. 




Tal vez también te interese:




martes, 11 de julio de 2017

Deterioro de Clientes (Vídeo explicativo)

deterioro-cliente-video-explicativo
El principio de prudencia del PGC enuncia, básicamente, que se deben contabilizar los gastos desde que se prevean pero los ingresos cuando sean ciertos. En función de este principio surgen, en la Contabilidad Financiera, algunos conceptos como el de la amortización o los deterioros.

Un deterioro contable es un gasto previsible, no sistemático y reversible. Es decir, se trata de un gasto que la empresa prevé que podría tener que afrontar pero, de momento, se mantiene la duda sobre su veracidad.

Se distinguen tres tipos de deterioros: Deterioros sobre existencias, Deterioro sobre inmovilizados y Deterioros sobre clientes. En este artículo, nos vamos a centrar en los deterioros de clientes.

Los clientes, como sabemos, son derechos de cobros, a favor de la empresa, por venta o prestaciones de servicios consecuencia de la actividad principal de la entidad. Si la empresa tiene dudas razonables sobre sus clientes, es decir, si la empresa estima un gasto previsible, no sistemático y reversible consecuencia de un posible impago de clientes, es necesario que dote su correspondiente deterioro.

En estos deterioros, se distinguen dos métodos: global e individual. 

Las diferencias entre ellos son:

1. Que en el método global la empresa tiene dudas, sospechas de impago, de sus clientes en general, de un % de ellos. Esta estimación, generalmente, está basada en la propia experiencia de la sociedad y/o de sus gestores. En el método individual, sin embargo, la duda recae sobre un sólo cliente concreto y específico.

2. El registro del deterioro por el método global se produce al final del periodo contable en el proceso de regularización, mientras que el registro por el método individual se produce en el momento en que surge la duda o bien desaparece o disminuye dicha sospecha.

3. Con el método individual, además del asiento del deterioro, se contabilizará con la cuenta Cliente dudoso cobro a aquel del que se mantiene la duda de impago, este asiento no será necesario registrarlo con el método global,

Para que el concepto de deterioro, sus métodos y sus asientos queden suficientemente claro hemos elaborado el siguiente vídeo:


Tal vez también te interese:



martes, 27 de junio de 2017

Reparto secundario en Contabilidad de Costes

reparto-secundario-contabilidad-costes
La Contabilidad de Costes tiene como objetivo principal determinar el coste total unitario de cada producto fabricado. 

Estos costes incluyen: los costes directos de la mano de obra que se haya aplicado al producto, los costes directos de los materiales necesarios, los costes indirectos de las secciones principales donde se haya elaborado durante todo el proceso productivo y los costes indirectos de las secciones auxiliares.

A modo de recordatorio diremos que las secciones principales son aquellos talleres o departamentos dónde se elaboran los productos y las secciones auxiliares aquellas comunes en toda la actividad de la empresa. 

Por ejemplo, supongamos una empresa de pastelería, que elabore tres tipos de pasteles (de chocolate, de crema y de nata). Las secciones principales serían: la de compras que es la encargada de adquirir las materias primas, la de amasado que es la encargada de preparar las bases, la de relleno que es la encargada de introducir la nata, el chocolate y la crema en la masa, la de horneado que es la encargada de procesar la masa con el relleno y la de ventas que es la encargada de distribuir los pasteles ya elaborados entre distintas pastelerías. Las secciones auxiliares, por su parte, serían la de administración que se encarga de la gestión de facturas, nóminas..., la de atención al cliente que es la encargada de recibir y gestionar los encargos, la de mantenimiento que es la encargada de tener a punto la maquinaria....

A cada producto hay que imputarles los costes directos que le correspondan y los costes indirectos repartidos en función de las unidades de obra de cada sección principal.

Pero para que el coste total de elaboración sea el real, también es necesario que la parte proporcional de los costes de las secciones auxiliares se incluyan y para ello se realiza el reparto secundario.

El reparto secundario consiste en imputar los costes de las secciones auxiliares a las secciones principales en función de las unidades de obra que se le hayan asignado a las auxiliares.

Para que este importante concepto quede claro hemos elabora el siguiente vídeo que explica con un ejemplo el reparto secundario.



Tal vez también te interese:






martes, 13 de junio de 2017

Vídeo explicativo de los Métodos de Valoración de Existencias (FIFO y PMP)

metodos-valoracion-existencias-fifo-pmp
En Contabilidad Financiera las existencias se registran, habitualmente, mediante el método Especulativo de Cuenta Divisionaria. Con este método es necesario que al final del periodo se registre el valor de las existencias finales calculadas extracontablemente. El Plan General de Contabilidad (PGC) propone como Método de Valoración extracontable de las existencias el Precio Medio Ponderado (PMP) y permite el Método First Input First Output (FIFO). Otros Métodos como el LIFO, NIFO o HIFO quedan prohibidos por el PGC actual.

Por su parte, en Contabilidad de Costes, como parte de la Contabilidad Analítica de la empresa, para elaborar los inventarios permanentes también se aplican los Métodos de Valoración para las salidas de almacén, sean por consumo o sean por ventas, PMP y FIFO.

Aunque los motivos para utilizar dichos Métodos en cada una de las Contabilidades es diferente el mecanismo es el mismo. 

En Contabilidad Financiera, se utilizan para registrar el valor de las existencias finales de almacén cuando en el proceso de regularización se registra la Variación de Existencias.

En Contabilidad de Costes, se utiliza para valorar las salidas de almacén y poder así calcular los costes de cada uno de las secciones implicadas en el proceso de producción de la empresa.

En este artículo pretendemos que quede claro cómo se utilizan los Métodos de Valoración de Existencias tanto PMP como FIFO en Contabilidad Financiera y en Contabilidad de Costes.

Para ayudarte en la comprensión y aplicación de cada uno de ellos hemos elaborado el siguiente vídeo que esperemos que sea de tu agrado y te resulte de utilidad.


Tal vez también te interese:


martes, 30 de mayo de 2017

Ejemplo de Registro Contable del IVA (Vídeo Explicativo)

registro-contable-iva-video-explicativo
El registro contable del Impuesto sobre el Valor añadido (IVA) tiene sus dificultades en los comienzos del estudio de esta materia. 

Distinguir si es IVA deducible o no deducible, cuando registrarlo, cómo registrarlo... es un asunto no trivial en los inicios.

En otro artículo anterior se ha explicado teóricamente, y desde el punto de vista contable, qué diferencias hay entre el IVA deducible y el no deducible, en el vídeo que acompaña a este post pretendemos con sencillos ejemplos aclarar de forma básica esos conceptos.

Comprender el funcionamiento contable del IVA es clave para poder avanzar en contabilidad puesto que afectará al registro de gastos e ingresos del periodo, a las compras y ventas de existencias con y sin descuentos, a la compra y venta de inmovilizados...

Esperamos que tras visualizar este vídeo la idea quede clara y te permita continuar con la "aventura" de la contabilidad financiera.


Tal vez también te interese:

IVA desde el punto de vista contable  


martes, 16 de mayo de 2017

IVA desde el punto de vista contable

iva-desde-punto-vista-contable
El IVA, Impuesto sobre Valor Añadido, es, seguramente, uno de los impuestos más conocido por todos nosotros. Se habla de él de forma habitual, lo vemos en nuestros recibos, preguntamos por él cuando pedimos presupuestos...
En términos legales, podemos decir, que es un impuesto que grava en último término al consumidor final. La empresa actúa como intermediario entre su cliente (pagador) y la Administración Pública (cobrador). Se aplica el % de IVA a los productos de consumo y prestaciones de servicios dentro del territorio de la Unión Europea salvo excepciones como, por ejemplo en España, Canarias, Ceuta y Melilla. 
El % que se aplica de IVA es potestad del poder legislativo de cada país aunque la UE impone unos mínimos de obligado cumplimiento.
Esta es la idea general básica del Impuesto pero lo que queremos nosotros resaltar y aclarar en este artículo es cuando, cómo y porqué contabilizar el IVA, qué es y cuando se registra IVA soportado o IVA repercutido y cuando y cómo se registra la liquidación del IVA. 

Para resolver estas preguntas os presentamos el siguiente vídeo explicativo que, esperamos como siempre, que os sea de utilidad.


Tal vez también te interese:

martes, 2 de mayo de 2017

Derechos de cobros versus Obligaciones de pago - Cuentas contables

derechos-cobros-versus-obligaciones-pago-cuentas-contables
El Plan General de Contabilidad, en su cuarta parte, Cuadro de cuentas, enumera las cuentas que recomienda utilizar a las empresas para el registro de sus hechos contables. 

El Cuadro de cuentas representa el vocabulario contable y ayuda a la comunicación entre empresa y usuarios. Por ello, es fundamental utilizarlo de forma adecuada. Cada una de estas palabras tienen un significado contable claro, específico y fijo por lo que utilizarlo fuera de su contexto o de forma errónea es como si a los usuarios les estuviéramos hablando en otro idioma. 

Para explicar los significados, movimientos y funcionamientos de cada una de esas cuentas disponemos de la quinta parte del Plan General de Contabilidad. 

Sin embargo, a pesar de tener el listado de cuentas, en la cuarta parte del Plan General de Contabilidad, organizados por grupos como ya sabemos de otros artículos, y su explicación, en la quinta parte del Plan General de Contabilidad, no siempre es fácil distinguir la cuenta que representa el hecho contable que se pretende registrar. 

Un error habitual, sobretodo en los comienzos del estudio de la contabilidad, es confundir las cuentas de proveedores, acreedores, deudores, clientes, créditos enajenación de inmovilizados y proveedores de inmovilizados. 

Por ello, conscientes de esta dificultad, ofrecemos un vídeo dónde se explica claramente las diferencias entre cada una de las cuentas mencionadas. Después de visualizar esto, estamos seguros, que tus dudas, en este sentido, habrán desaparecido completamente. 
 
Tal vez también te interese:


martes, 18 de abril de 2017

Principios Contables - Vídeo Explicativo

principios-contables-mercaleblog
El Plan General de Contabilidad está repartido en 5 partes. La primera de ellas es el Marco Conceptual que está subdividida en 6 apartados de los que, en este artículo, nos centramos en el tercero, los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados.

Actualmente hay 6 Principios Contables sin prioridad ni jerarquía entre ellos. Distinguimos entre Principio de Prudencia, Principio de Devengo, Principio de Importancia Relativa, Principio de No Compensación, Principio de Uniformidad y Principio de Empresa en funcionamiento.

Los Principios son un conjunto de reglas, de normas cortas, claras y precisas. Estas normas guían los registros contables y facilitan los criterios a seguir para la elaboración de la información sobre el patrimonio económico y financiero de la empresa que se le trasmite a los usuarios a través de la Contabilidad Financiera. 

Estas normas son de obligado cumplimiento para todas las empresas y todo el ámbito contable. En este vídeo se interpreta cada uno de ellos para facilitar su comprensión y aplicación, desarrolla el contenido de cada principio basándose en las definiciones, que de ellos da, el Plan General de Contabilidad.



Tal vez también te interese: