martes, 15 de abril de 2014

Valoración de Ventas de Existencias

valoracion-ventas-existencias
Las ventas (con el método especulativo de cuenta divisionario) se valoran inicialmente a su precio de venta, siendo el precio de venta el valor monetario al que se valore la transacción menos todos los descuentos de dentro de factura y los intereses incorporados al nominal de los créditos.
Si existen descuentos en las ventas de existencias fuera de factura, es decir, en momentos posteriores a la factura de venta, se contabilizarán en las siguientes cuentas:
  • (706) Descuento sobre ventas por pronto pago (ingreso explotación compensatorio), si se trata de descuentos no incluidos en la factura de venta por pagar el cliente antes de lo previsto.
  • (709) Rappels sobre ventas (ingresos explotación compensatorio), si se trata de descuentos no incluidos en la factura de venta por haberse alcanzado un cierto volumen de compras por parte del cliente.
  • (708) Devoluciones sobre ventas y operaciones similares (ingresos de explotación compensatorio), si se trata de descuentos no incluidos en la factura de venta por devoluciones de remesas de mercaderías o descuentos en unidades monetarios por incumplimientos de las condiciones del pedido como por ejemplo falta de calidad, plazos…
En la ficha de inventario:
Las unidades monetarias de las salidas de existencias de almacén dependerán del método a utilizar.
Si existen devoluciones de unidades físicas se tratarán como existencias que entran en almacén al precio que se valoraron al salir.
Si hay descuentos en unidades monetarios, fuera de factura, no afectará al almacén.
Con respecto al IVA en las ventas de existencias:
Dentro de la factura de venta se repercutirá IVA y se contabilizará en la cuenta (477) HP IVA repercutido (aparece por el haber) y se calculará el % Base imponible, siendo la base imponible= precio de venta + ingresos (excepto que estén exentos de IVA) – Descuentos dentro de factura.
Fuera de factura si se produce una devolución en unidades físicas o un descuento en unidades monetarias por cualquier motivo, la cuenta HP IVA repercutido disminuirá por el debe en la cantidad del % del descuento.


Si quieres el artículo en formato PDF no tienes más que pedírmelo a mi correo paolo.mercale@gmail.com

Tal vez también te interese: 



martes, 1 de abril de 2014

Valoración de Compras de Existencias – Parte II

valoracion-compras-existencias-parte-II
En un artículo anterior comentamos la valoración inicial de las compras de existencias según el PGC.
En este caso explicamos la contabilización del IVA deducible en las compras de existencias, la valoración posterior de las existencias de la empresa.
Con respecto al IVA en las compras de existencias:
Dentro de la factura de compra se soportará IVA y se contabilizará en la cuenta (472) HP IVA soportado (aparece por el debe) y se calculará el % Base imponible, siendo la base imponible= precio de adquisición + gastos (excepto que estén exentos de IVA) – Descuentos dentro de factura.
Fuera de factura si se produce una devolución en unidades físicas o un descuento en unidades monetarias por cualquier motivo, la cuenta HP IVA soportado disminuirá por el haber en la cantidad del % del descuento.
En la valoración posterior de las existencias habrá que tener en cuenta su deterioro, si existiese, y los gastos excepcionales si sufrieran pérdidas irreversibles de cuantía significativa y no periódicas.
A modo de resumen, recordaremos que los deterioros de existencias se producen cuando la empresa tiene sospechas de la pérdida de valor de mercado de sus bienes almacenables. Este deterioro se contabiliza al final del periodo si el valor neto realizable de las existencias es menor que el valor contable de las existencias finales de la empresa.
Cuadro resumen del registro de los gastos e ingresos consecuencia de las compras y ventas de existencias:


Compras existencias
Ventas existencias
Gastos consecuencia de operaciones de compra y venta de existencias
Se contabilizan como mayor valor de la compra de existencias
Se contabilizan 
en su 
cuenta 
correspondiente de gastos
Ingresos consecuencia de operaciones de compra y venta de existencias
Se contabilizan en su cuenta correspondiente de ingresos
Se contabilizan 
en 
la cuenta “Ingresos 
por servicios diversos” (759)
Si quieres el artículo en formato PDF no tienes más que pedírmelo a mi correo paolo.mercale@gmail.com

Tal vez también te interese: 



martes, 18 de marzo de 2014

Valoración de las Compras de Existencias - Parte I

valoracion-compras-existencias-parte-I
Las compras de existencias, según la Norma nº 10 del PGC, se valorarán inicialmente a su precio de adquisición, en caso de ser compradas en el exterior, o a coste de fabricación, en caso de ser fabricadas por la propia empresa.
Siendo el precio de adquisición el precio de compra menos todos los descuentos de dentro de factura más todos los gastos hasta que los bienes se encuentren en almacén, los impuestos indirectos si no son deducibles y los intereses incorporados al valor nominal de los débitos.
Si las existencias necesitan un periodo superior a un año para estar en condiciones de ser vendidas, en el precio de adquisición también se incluirán los gastos financieros siempre que se devenguen antes de que las existencias estén en condiciones de ser vendidas.
Si existen descuentos de compras de existencias fuera de factura, es decir, en momentos posteriores a la factura de compra, se contabilizarán en las siguientes cuentas:
  • (606) Descuento sobre compras por pronto pago (gasto explotación compensatorio), si se trata de descuentos no incluidos en la factura de compra por pagar al proveedor antes de lo previsto.
  • (609) Rappels sobre compras (gasto explotación compensatorio), si se trata de descuentos no incluidos en la factura de compra por haber alcanzado un cierto volumen de compras.
  • (608) Devoluciones sobre compras y operaciones similares (gasto de explotación compensatorio), si se trata de descuentos no incluidos en la factura de compra por devoluciones de remesas de mercaderías o descuentos en unidades monetarios por incumplimientos de las condiciones del pedido como por ejemplo falta de calidad, plazos…
En la ficha de inventario:
Las unidades monetarias de las entradas de existencias se calcularán con la fórmula (Precio de adquisición + gastos necesarios hasta la entrada en almacén – Todos los descuentos dentro de factura)/número de unidades físicas adquiridas.
Si existen devoluciones de unidades físicas se tratarán como existencias que salen de almacén al precio que se valoraron al entrar.
Si hay descuentos en unidades monetarios, fuera de factura, será necesario disminuir el precio de las existencias que aún queden en el almacén.

Si quieres el artículo en formato PDF no tienes más que pedírmelo a mi correo paolo.mercale@gmail.com

Tal vez también te interese:



martes, 4 de marzo de 2014

Marketing Mix- Precios

    marketing-mix-precios
    El precio (es un elemento táctico) es el sacrificio económico que el consumidor está dispuesto a asumir para obtener un producto o servicio. Se define en el marketing como el valor monetario de intercambio asociado a la transacción. Se plantea por medio de una investigación de mercado previa que definirá el precio que se le asignará a cada producto al entrar al mercado. Hay que destacar que el precio es el único elemento del marketing mix que proporciona ingresos, el resto de los componentes sólo producen costos. El precio va íntimamente ligado a las sensaciones de calidad del producto, de exclusividad…
En definitiva, el producto que se intercambia tiene valor para el consumidor en la medida que es capaz de brindarle un beneficio, resolverle un problema, satisfacerle una necesidad o cumplir un deseo.

Los objetivos de los precios son:
    1. Maximizar el beneficio a largo plazo, no necesariamente con precios altos, sino con una buena relación coste-beneficio y una buena rentabilidad sobre la inversión.
    2. Obtener cuota de mercado, consiguiendo un gran volumen de ventas, atrayendo y manteniendo clientes, eliminando o evitando competidores…
    3. Manteniendo una estabilidad en precios que da imagen de rentabilidad y ayuda a la supervivencia.
      Fijación de precios
    1. Basados en costes.
El precio mínimo o precio umbral es el precio límite correspondiente al coste directo, no permite recuperar más que el coste variable, y su margen bruto es nulo.
P mínimo = Coste variable
El precio técnico es el precio correspondiente al punto muerto, el precio asegura la recuperación del coste total del producto.
P técnico= Coste variable + Coste fijo/ cantidad
El precio objetivo o precio suficiente comprende además del coste directo (coste variable) y coste fijo y beneficios calculado en relación al capital invertido en la actividad.
Precio objetivo= Precio técnico + beneficio
    1. Basados en la demanda. Cuando la demanda de un producto es elevada su precio tiende a subir, mientras que en situaciones de recesión tiende a la baja; y todo ello sucede aunque los costes no varíen. Aunque hay que recordar que esta regla no se da para determinados tipos de productos.
    2. Basados en la competencia. Consiste en fijar un precio que guarde una determinada relación con los precios de los competidores. Estos precios en función de nuestra posición en el mercado se fijarán por encima, igual o por debajo de la competencia.
La empresa distinguiría entre distintos tipos de precios según la situación tanto de la compañía como del mercado como de la demanda:
      • Precios de penetración. Se establecen inicialmente precios bajos para penetrar en un mercado cerrado y dominado por la competencia.
      • Precios máximos. Se fijan precios altos, buscando prestigio y sacrificando unas mayores ventas por tener más margen de beneficio.
      • Precios de lanzamiento. Se lanza un producto al mercado con un precio transitorio, con carácter de oferta promocional.
En resumen podemos decir, que los costes determinan el límite inferior de los precios y el mercado y la demanda determinan el límite superior.

martes, 18 de febrero de 2014

Modelos y Sistemas en Contabilidad de Costes

modelos-y-sistemas-en-contabilidad-de-costes
Modelos Orgánicos, es el modelo más objetivo. Consiste en:
  1. Clasificación de los costes. Determinando y analizando los costes de los factores.
  2. Localización de los costes indirectos. Determinando y analizando los costes incurridos en la realización de las actividades. Hay que definir las clases de costes, los portadores de costes (aquellos elementos que pasan por cada sección) y los lugares de costes (relaciones entre costes indirectos y costes de producción).
  3. Imputación de los costes. Determinando y analizando los costes de los productos y valor de las existencias no vendidas.
Modelos Inorgánicos, es el modelo más simple.
  1. Clasificación de los costes.
  2. Imputación de los costes.
En resumen, se puede decir que el modelo orgánico tiene una ventaja principal sobre el modelo inorgánico puesto que al seguir de cerca el itinerario real del flujo físico que representa el proceso productivo, obtenemos una riqueza informativa de cara a la toma de decisiones que no proporciona el inorgánico.
Sistemas de Costes
Son un conjunto de reglas y procedimientos dirigidos a la determinación de costes y rendimientos con el objeto de obtener información relevante para la toma de decisiones en la planificación, control y valoración de las existencias.
Desde el punto de vista del Modelo Orgánico de costes dónde nos situamos nosotros, los Sistemas de costes por Secciones pueden ser:
Costes por Pedido (si el producto es no repetitivo) y Costes por Proceso (si el producto es idéntico) si el objetivo es la acumulación.
Costes Reales o Estándares y Costes Estándares en función del momento en qué se calculen.
En definitiva:
Sistema de costes reales por pedidos
Sistema de costes reales por procesos
Sistema de costes estándares por pedidos
Sistema de costes estándares por procesos

Cada uno de los sistemas anteriores se pueden desarrollar utilizando diferentes posibilidades de asignación de costes a los productos. En la práctica contable se trabajan con los siguientes métodos de cálculo de costes:
  1. Métodos de Costes Completos. Se basa en asignar al coste del producto todos los costes incorporables en que incurre la empresa para producir y vender dicho producto. Analiza los costes en directos e indirectos y todos son absorbidos por el coste final, asignándose el coste indirecto a través de las secciones homogéneas.
  2. Métodos de Costes de Imputación Racional. Se basa en incluir en el coste final por una parte los costes variables y por otra parte los costes fijos calculando éstos en función de la relación entre nivel de actividad real y nivel de actividad normal de cada centro.
  3. Método de Costes Variables. Se basa en clasificar los costes en fijos y variables y éstos últimos en directos e indirectos. El mecanismo de asignación consiste en que el coste del producto sólo absorbe los costes variables, sean directos e indirectos, (utilizando para asignar los indirectos las secciones homogéneas) y los costes fijos se llevan de forma global al resultado del periodo.
Si quieres el artículo en formato PDF no tienes más que pedírmelo a mi correo paolo.mercale@gmail.com

Tal vez también te interese:


martes, 4 de febrero de 2014

Etapas del Marketing.

etapas-marketing

  • Análisis de las oportunidades. Esta etapa consiste en identificar y analizar las oportunidades de negocio que puedan existir en el mercado.
  • Segmentación y selección de mercados. Esta etapa consiste en dividir o segmentar el mercado total que existe para nuestro producto, en diferentes mercados homogéneos (grupos de consumidores con características similares), y luego, seleccionar de entre dichos mercados resultantes, el mercado o los mercados que sean más atractivos para los objetivos de la empresa. La segmentación es una de las etapa más importantes del marketing y es fundamental que el segmento elegido sea de interés para la empresa, para ello debe de cumplir 3 requisitos:
    • Medible. Cuantifica tamaño y cantidad de compra que puede realizar.
    • Accesible. Posibilidad de llegar a un segmento.
    • Rentable. Justifica costos
  • Análisis y pronóstico de la demanda. Esta etapa consiste en estudiar el mercado objetivo (determinado en la etapa de segmentación), analizar sus gustos, sus deseos, sus necesidades, sus preferencias de consumo, sus hábitos de consumo, sus comportamientos de compras… Y, a la vez, se trata de pronosticar cuántos de ellos estarían dispuestos a invertir en los productos o servicios. El análisis de la demanda nos permitirá conocer bien al público objetivo y, de ese modo, poder diseñar las estrategias de marketing que mejor se adapten a él. Mientras que el pronóstico de la demanda permitirá tener una idea de cuánto podrían ascender las ventas y, de ese modo, poder realizar los presupuestos de compras, producción, gastos…
  • Análisis de la competencia. Esta etapa consiste en estudiar y analizar a nuestros competidores, determinar cuántos son, cuáles son los principales, dónde están ubicados, cuáles son sus mercados, cuáles son sus principales estrategias, cuál es su experiencia, su capacidad, sus fortalezas, sus debilidades… El análisis de la competencia nos permite tomar ventaja de la información que podamos recolectar de nuestros competidores.
  • Diseño de las estrategias de marketing. Esta etapa consiste en diseñar las estrategias referentes al marketing-mix.
  • Organización e implementación. Esta etapa consiste en que, una vez que ya se ha diseñado las estrategias de marketing, se organiza y determina los objetivos, los procedimientos, los medios y las personas indicadas que se encargarán de realizar dichas estrategias, se ejecuta lo planificado.
  • Control. Esta etapa consiste en que una vez que se ha ejecutado las estrategias de marketing, hay que asegurarse de que se estén aplicando correctamente, de que se estén alcanzando los objetivos propuestos, y en caso de no ser así, se toma las medidas correctivas oportunas.

martes, 21 de enero de 2014

Clasificación de Costes en Contabilidad de Gestión

clasificacion-de-costes-en-contaabilidad-de-gestion

El coste, contablemente hablando, es el conjunto de recursos que intervienen en el proceso productivo en un periodo determinado y que son captados, registrados y valorados según los criterios de la contabilidad de costes. El costes representa, en definitiva, el consumo de factores necesarios para la fabricación de un producto.
El gasto, por otra parte, es un concepto de contabilidad financiera y lleva implícito de una u otra manera un compromiso o una obligación para la empresa.
Nos encontramos con:
Coste de oportunidad, aquel que representa el beneficio perdido por no utilizar un factor de producción en su mejor aplicación alternativa
Costes sacrificio, aquel consumo valorado en dinero de los factores necesarios para la producción de un bien o servicio. Su cálculo es en dos fases: 1. Determina la medida física del consumo y 2. Expresa en términos económicos (monetarios) dicho consumo
Coste contable, aquel que representa el conjunto de recursos que intervienen en el proceso productivo en un periodo determinado y que son captados, registrados y valorados según los criterios establecidos en la contabilidad de costes.
Las cargas en la contabilidad financiera están localizadas en el grupo 6 del cuadro de cuentas. Según la naturaleza de los costes podremos distinguir entre:
  1. Cargas no incorporables, aquellas que no guardan relación con los activos de la empresa, es decir, que no forman parte del coste del producto.
  2. Cargas incorporables, aquellas que guardan relación con los activos de la empresa, es decir, que forman parte del coste del producto. En nuestra asignatura las cargas incorporables adquieren una relevancia especial y se distinguen entre:
    1. Según el destino:
      1. Directas, afectan al producto final específicamente.
      2. Indirectas, no afectan específica y exclusivamente al producto final. Se imputan, mediante un sistema de reparto, al producto.
    2. Según su comportamiento:
      1. Fijas, permanecen constantes independientemente de la cantidad de producto fabricado. Algunos autores clasifican los costes fijos en 4:
        1. De estructura, aquellos vinculados a la capacidad productiva.
        2. De operaciones inevitables,aquellos fundamentales para mantener los activos en condiciones de funcionamiento.
        3. Evitables, aquellos que dependen de ciertas decisiones de los directivos (publicidad, sistemas de transporte de las mercancías...)
        4. Programados, aquellos aprobados para momentos o proyectos concretos.
      2. Variables, dependen directamente del volumen de producción. Algunos autores clasifican los costes variables en 3:
        1. Costes reales o históricos, aquellos calculados a partir de los conocimientos de consumos pasados.
        2. Costes estándares, aquellos en que la empresa incurrirá en condiciones normales durante el proceso de producción. Se calcula a partir de los consumos que la empresa espera obtener en un periodo futuro. Se utilizan para controlar los objetivos planificados. Se trata, más bien, de un costes semivariable puesto que recoge tanto los costes de materia prima, mano de obra directa... como los costes indirectos de fabricación.
        3. Costes presupuestarios, aquellos que proporcionan un pronóstico sobre la actividad empresarial.
Si quieres el artículo en formato PDF no tienes más que pedírmelo a mi correo paolo.mercale@gmail.com

Tal vez también te interese:

Excel de Impuesto de Sociedades o Impuesto sobre el Beneficio


martes, 7 de enero de 2014

Evolución del Marketing

evolucion-del-marketing


  1. Marketing pasivo (orientación hacia el producto). Las organizaciones de marketing pasivo sobreviven en un entorno caracterizado por la escasez de oferta. La capacidad de producción disponible es insuficiente para las necesidades del mercado y, por lo tanto, la demanda es superior a la oferta. Este tipo de situación es característico de la revolución industrial. Las necesidades básicas y conocidas y el ritmo de innovación tecnológico es débil. En este entorno, el marketing tiene un papel limitado y pasivo. El marketing estratégico es sencillo puesto que las necesidades son conocidas y el operativo se reduce a la organización de la salida de los productos fabricados. La escasez de la oferta hace superfluas las acciones promocionales. La organización está dominada por la función de producción, siendo prioritario el desarrollo de la capacidad productiva y no considerándose preciso el investigar el mercado.
  2. Marketing organizacional (orientación a la venta). En un entorno caracterizado por la fuerte expansión de la demanda y las capacidades de producción, la organización pone énfasis en la óptica de ventas. En esta etapa, el marketing trata de crear una organización comercial eficaz y de buscar y organizar las salidas de los productos fabricados. Las empresas se concentran en las necesidades del núcleo central de consumidores con productos pensados para la mayoría de los consumidores. Los cambios del entorno responsables de esta orientación son: las nuevas formas de distribución, la extensión geográfica de los mercados y el alejamiento físico y psicológico entre productores y consumidores. Las funciones de la dirección comercial se centran en la organización de la distribución física, la puesta en funcionamiento de la red de ventas, la política de marcas, la publicidad, promoción y los estudios de mercado. El marketing de organización sobrevive en un entorno con un mercado en expansión, productos débilmente diferenciados y consumidores poco experimentados. El riesgo de esta óptica es considerarla válida en todas las circunstancias y no atender las auténticas necesidades de los consumidores. Esta orientación hacia las necesidades del vendedor puede desembocar en un marketing de manipulación y la falta de ética de las acciones de marketing.
  3. Marketing activo (orientación al mercado). En esta etapa se refuerza el papel del marketing en la empresa. Se caracteriza por la orientación de la empresa hacia el marketing, siendo la satisfacción de las necesidades de los consumidores el objetivo prioritario de las organizaciones. Con este enfoque del marketing la empresa tiene una óptica del consumidor. Se centra en tratar de satisfacer las necesidades de los clientes, conocer sus deseos en todo momento y desarrollar su oferta en base a dicha información. La adaptación al mercado es esencial, y una empresa se adapta al mercado cuando trata en todo momento de satisfacer sus necesidades y deseos. Este tipo de gestión es a largo plazo.
  4. Marketing social (“Era del Consumidor”). Es una óptica centrada en el consumidor y en el entorno. En esta nueva situación los consumidores no pueden ser considerados como simples individuos a los que hay que satisfacer sus necesidades, sino como personas integradas en una sociedad que cuenta con recursos escasos. Por lo tanto, esta nueva filosofía implica que no sólo han de satisfacerse las necesidades y deseo de los individuos sino, que también, hay que considerar el interés de la colectividad y las reacciones del entorno.
  5. Marketing actual (“Era de la Relación”). En la actualidad existe un sinfín de herramientas disponibles para que las marcas comuniquen sus mensajes y creen relaciones casi personales con sus consumidores, lo que hace pensar a los expertos que hemos pasado a una nueva era en el “hacer” del marketing. El rol fundamental del marketing es, ahora, fomentar relaciones sostenibles entre las marcas y las personas. Desde esta perspectiva la clave es poder crear confianza y transacciones y, al mismo tiempo, construir una relación sostenible, sin dejar nada al azar. 
Si quieres el artículo en formato PDF no tienes más que pedírmelo a mi correo paolo.mercale@gmail.com

Tal vez también te interese:


martes, 17 de diciembre de 2013

Los Centros y las Unidades de Obra en Contabilidad de Costes

    centros-y-unidades-de-obra-en-contabilidad-de-costes
    Los Centros se configuran para imputar los costes de los factores a los costes de los productos y para utilizarlo como instrumentos para el control de las funciones realizadas por la empresa.
Es en ellos dónde tienen lugar las actividades de la empresa y dónde se encuentra el origen de los costes.
La Contabilidad de Costes trata de identificar adecuadamente los costes con los centros en los que han tenido lugar.
En términos contables se habla de sección cuando el proceso productivo se descompone en actividades que a su vez se pueden agrupar en función del objetivo común que persiguen y expresan su actividad en unidad de medida que les otorgue un alto grado de homogeneidad, es decir, división real de la empresa constituida por conjunto de medios materiales orientados a satisfacer un objetivo
Así llegamos al concepto de sección homogénea. El proceso de asignación de los costes del centro al producto va a depender de la adecuada elección de una variable que permita relacionar funcionalmente esos costes con la actividad desarrollada en los centros. La mayor o menor homogeneización dependerá, en todo caso, de la precisión de los cálculos que se realicen.
En los centros se establecen, además medidas de productividad o rendimiento (rc)
rc = Volumen de producción / Número de unidades de obra
Las condiciones fundamentales para establecer los Centros serían:
  1. Delimitar las funciones productivas de la empresa y determinar los costes de los factores que le corresponden
  2. Elección de la unidad de actividad (unidad de obra) de medición homogénea para los costes y rendimiento
  3. Encontrarse bajo la responsabilidad jerárquica de una persona (centro de responsabilidad
  4. Que guarde correspondencia y relaciones específicas con la estructura técnica y orgánica de la empresa.
Las mecionadas secciones homogéneas estarán siempre bajo la autoridad de la persona responsable y su actividad se mide en unidades físicas que se denominan unidades de obra.
En definitiva, el objetivo es asignar los costes a los productos en función de las unidades de obra. De esta forma se puede ejercer control sobre los costes y establecer y exigir responsabilidades y rendimientos.

Si quieres el artículo en formato PDF no tienes más que pedírmelo a mi correo paolo.mercale@gmail.com

Tal vez también te interese:


lunes, 25 de noviembre de 2013

Presupuesto de Capital – Segunda Parte



presupuesto-capital-segunda-parte
En un artículo anterior comentamos la utilidad del Presupuesto de Capital. En este caso explicamos algunos de los apartados de dicha tabla de presupuesto.
El apartado de Desinversión es la venta de activos corrientes o no corrientes. Las plusvalías o minusvalías corresponden a autofinanciación extraordinaria para el cuadro de Cash Flow.
El apartado de Recursos extraordinarios o Subvenciones se refieren a las subvenciones de capital y en tal caso se coloca como recurso en el Presupuesto de Capital o subvenciones de explotación en cuyo caso se sitúa en el Cuadro de Cash Flow disminuyendo el coste de ventas.
Las subvenciones de capital cuando se imputan al resultado afectarían tanto en la Formación del Cash Flow, puesto que se trata de un ingreso y por lo tanto forma parte de la autofinanciación, como al Presupuesto de Capital como empleo.
Las inversiones financieras y especulativas se distinguen:
  • Inversiones Financieras: Inversiones en activos financieros con duración superior al año.
  • Inversiones especulativas: Inversiones a largo plazo al objeto de conseguir ingresos atípicos en la Cta. de Resultados. Al no ser necesidades, no suelen aparecen en el Presupuesto de Capital.
El leasing sin opción de compra implica disminuir los activos y pasivos no corrientes a utilizar.
El factoring (venta de cuentas a cobrar) implica una disminución de activos corrientes a utilizar .
Los gastos de inversión (Previamente seleccionados con ayuda del VAN y TIR), engloban:

  • Saldos de programas anteriores: Gastos de inversión y amortizaciones financieras, desembolsos de capital, aplicaciones de subvenciones, todas derivadas de planificaciones anteriores.
  • Inversiones de renovación y modernización.
  • Inversiones de expansión o diversificación.
  • Inversiones complementarias: Dchos. y patentes, aumento medios transportes, aumento capacidad almacenaje, instalaciones de higiene y seguridad, inversiones sociales, gastos en formación personal, gastos amortizables por operaciones de capital, etc.
Las NNCC (necesidades netas de corrientes o circulantes), El cuadro de circulante, determinará las partidas a corto plazo de los Balances previsionales.
Las Amortizaciones Financieras corresponden exclusivamente a las nuevas fuentes financieras, apareciendo como contrapartida a estos nuevos recursos del Presupuesto de Capital. Las amortizaciones financieras correspondientes a fuentes financieras contratadas en presupuestos anteriores y cuyos vencimientos corresponden a fechas del presupuesto considerado, van en los Saldos de Programas anteriores.
En Otros Empleos se coloca como contrapartida a la parte de autofinanciación derivada de las “aplicaciones de la subvención”, debe incluirse como necesidad las citadas “aplicaciones de la subvención”. Aparecerán también los accionistas pendientes de desembolso, como contrapartida al capital propio no desembolsado que aparece en los recursos. 

Si quieres el artículo en formato PDF no tienes más que pedírmelo a mi correo paolo.mercale@gmail.com

Tal vez también te interese:

Formas de cooperación empresarial 

Presupuesto de Capital – Primera Parte 

CconC

Artículos Más Recientes